04 de noviembre de 2015
04.11.2015
ÚLTIMA HORA
Los examinadores de tráfico desconvocan la huelga tras cinco meses de paros

Un rodeo de cinco kilómetros para sortear las obras de Constitución

Los vecinos de Valencia que van a los pueblos del norte del área metropolitana usan dos rutas alternativas por el reasfaltado - La zona del Racó de l´Anell es la más afectada por las restricciones

04.11.2015 | 04:15
Un rodeo de cinco kilómetros para sortear las obras de Constitución

Los vecinos de Valencia que acuden a trabajar a los pueblos del norte del área metropolitana necesitan dar un rodeo de unos cinco kilómetros para sortear las obras de reasfaltado que se están llevando a cabo desde ayer en la avenida de la Constitución, entre la avenida Hermanos Machado y el término municipal de Tavernes Blanques.

Los vecinos afectados utilizan las dos caminos alternativos para regresar a la antigua carretera de Barcelona. En ambos casos, el rodeo supone realizar unos cinco kilómetros extra. Por una parte, algunas personas usan el Camí de Montcada, enlazando con el Camí de Carpesa y de ahí hasta Tavernes Blanques. Por otra, se desvían por Alboraia por la Avinguda de la Orxata, y desde una de las rondas exteriores de la población enlazan con Tavernes.

Sin embargo, los vecinos más afectados pertenecen a Valencia, a una zona denominada el Racó de l´Anell que pertenece a la pedanía de Poble Nou. Se trata de varios edificios y alquerías diseminadas por la huerta cuyo acceso está ahora muy restringido si se accede desde el cap i casal, ya que para evitar el tramo de un kilómetro que se está asfaltando, deben dar una importante vuelta.

Sin embargo, la mayoría de los vecinos que viven en los edificios que dan a la avenida de la Constitución aplaudieron la medida del Ayuntamiento de Valencia de realizar las obras solo en horario diurno. «Es verdad que para los coches es un engorro y que para nosotros, que vivimos aquí, también es una molestia dar un rodeo, pero por otra parte sería mucho peor si las obras las hicieran de noche, porque con la maquinaria que usan no creo que pudiéramos dormir», explicaba Andrés.
La contrata encargada del reasfaltado de la avenida de la Constitución inició ayer las obras, una vez se ha quedado atrás el temporal de gota fría. Desde primera hora de la mañana cortó la avenida apoyada por un par de patrullas de la Policía Local. A pesar de lo aparatoso de la operación, la normalidad fue la tónica general de toda la jornada. El viernes está previsto que acaben las obras. El sábado 7 comenzarán las del reasfaltado de la plaza Zaragoza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook