24 de noviembre de 2015
24.11.2015
Ayudas

Iberdrola se compromete a no cortar la luz a las familias pobres

El ayuntamiento firma un convenio con la empresa para facilitar el pago de los recibos

24.11.2015 | 03:22
Iberdrola se compromete a no cortar la luz a las familias pobres

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, firmó ayer un convenio con los responsables de Iberdrola que garantiza el suministro de energía a todas las familias que no puedan pagar el recibo. Así mismo, se facilita el acceso al bono social, que incluye un descuento del 25% en las tarifas; el aplazamiento de las deudas o el pago de las mismas por parte del consistorio a través de las ayudas de emergencia. Sólo en el año 2014, el Ayuntamiento de Valencia desembolsó medio millón de euros para pagar recibos de agua, luz y gas de familias vulnerables.

El acuerdo de ayer, según explicó Ribó, debe enmarcarse en las iniciativas de carácter social que el ayuntamiento está desarrollando y «tiene que garantizar que quienes no pueden pagar sus facturas a Iberdrola, si así lo acreditan los servicios sociales municipales, reciban el servicio y, a continuación, se pueda abonar su coste».

El objetivo del convenio es establecer los mecanismos de coordinación entre el ayuntamiento y la citada empresa para evitar la suspensión del suministro de electricidad y/o gas de ciudadanos por impago de la factura, o asegurar su inmediato restablecimiento en el caso de que ya se haya procedido a la suspensión del mismo.

Según explicó la concejala de Desarrollo Humano, Consol Castillo, también presente en el acto de ayer, los beneficiarios de esta iniciativa serán vecinos de la ciudad, clientes de Iberdrola, a quienes los Servicios Sociales municipales acrediten que no pueden hacer frente a sus compromisos de pago por el suministro de energía, tanto luz como gas.

Los beneficios
El primer punto es que Iberdrola se compromete a no cortar la luz a ninguna de estas familias por impago y que incluso restablecerá el suministro a quienes se lo haya cortado ya. Así mismo, se facilitará al acceso al bono social, que supone un descuento del 25% en el recibo. Y finalmente se adoptarán medidas para facilitar el pago de los recibos. «Quienes estén pasando una mala situación y prevean poder abonarlo después podrán acordar un calendario de pagos con la empresa. Y quienes no tengan visos de poder pagar, se acogerán a las ayudas de emergencia que concede el ayuntamiento», explicó Castillo.

Según la concejala, no es posible determinar el número de familias que se beneficiarán de este acuerdo, aunque en el año 2014 el consistorio ya desembolsó medio millón de euros para pagar recibos de la luz, el agua y el gas que estas familias no podían abonar.

Es más, la concejala aseguró que el acuerdo con Iberdrola no será el único, pues es intención municipal negociar con las otras empresas suministradoras medidas similares.

Por su parte, el delegado de Iberdrola, Joaquín Longares, agradeció «el compromiso del ayuntamiento con los ciudadanos económicamente vulnerables» y explicó que con este acuerdo la firma que representa «reafirma sus principios de solidaridad y servicio a la comunidad».

Además, la compañía se ofrece a facilitar al Ayuntamiento de Valencia y a los beneficiarios de estas ayudas el asesoramiento en materia de eficiencia energética, la información y la formación que precisen sobre los distintos aspectos relacionados con el objeto del acuerdo sellado en la mañana de ayer.

Ambas instituciones han acordado, finalmente, crear una comisión de seguimiento del convenio para la protección de los clientes en situación de vulnerabilidad, a la que aportarán dos miembros cada una.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook