27 de enero de 2016
27.01.2016
Intervención "blanda"

Las diez claves para peatonalizar la Lonja

Movilidad garantizará el acceso a residentes y clientes del Mercado Central e incrementará las paradas de EMT

27.01.2016 | 16:50
El tráfico dejará de pasar por la puerta de la Lonja.

La Concejalía de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Valencia llevará a cabo una intervención "blanda" para peatonalizar parte del entorno de la Lonja y evitar el tráfico "oportunista" o "sin sentido". No obstante, ha indicado que seguirá garantizando el acceso de residentes de la zona, clientes del Mercado Central que quieran llegar hasta el aparcamiento y comerciantes, así como un incremento de las paradas de la Empresa Municipal de Transporte (EMT) y el acceso y la presencia de los taxis.

Desde la Concejalía de Movilidad Ciudadana se han definido cuáles son "las diez claves de la peatonalización de la Lonja" para que todas las instancias interesadas puedan conocer una iniciativa, que para el consistorio es "una acción mejora de la calidad de vida de la ciudadanía, de la sostenibilidad ambiental y del impulso del comercio tradicional y de proximidad", ha destacado el Ayuntamiento.

Según ha explicado la Concejalía, el cambio principal en el entorno de la Lonja consiste en la peatonalización total de la parte frontal y trasera del edificio histórico declarado Patrimonio de la Humanidad, y el rediseño viario del resto de vías con la ampliación del espacio peatonal y la peatonalización de la calle Bolsería.

No obstante, ha indicado que esta medida no supone "una peatonalización radical del entorno", sino unas "leves modificaciones" que impiden que la avenida María Cristina sea utilizada como una vía rápida para atravesar el centro de la ciudad en coche o moto. De esta forma, el Ayuntamiento considera que desaparecerá paulatinamente el tráfico "sin sentido".

Los vecinos y comerciantes podrán seguir accediendo como hasta ahora a sus domicilios y negocios en la avenida María Cristina y plaza del Mercado sin restricciones desde la calle San Vicente. Los servicios, residentes y comerciantes que, por su ubicación en el interior de las nuevas zonas exclusivamente peatonales, precisen acceder a ellas, lo podrán hacer con las mismas condiciones que en el resto de las zonas peatonales de la ciudad.

El rediseño implica también la mejora del acceso al entorno monumental por la avenida María Cristina, ampliándose el espacio peatonal y destinándose el ancho de la calzada a un carril de cuatro metros de ancho, que garantizará tanto el acceso de los vecinos de la zona --por las calles Ercilla y Calabazas-- como el de los clientes del Mercado Central que quieran estacionar en su aparcamiento. También se mantiene el acceso libre al parking para los clientes del Mercado Central

Autobuses y taxis
Asimismo, se establecen más paradas de la EMT. Así, las líneas 7, 27 y 81 llevarán a sus usuarios hasta la misma plaza de Brujas, en una nueva parada junto a uno de los accesos del Mercado Central --denominada 'Mercado Central', mientras que la parada del 28 se desplazará a la entrada de la avenida María Cristina, en una nueva parada denominada 'Lonja - Mercado Central'. Por su parte, los taxis podrán seguir accediendo con "total libertad" por la zona y mantendrán sus dos paradas en María Cristina y avenida de Barón de Cárcer en sus dimensiones actuales.

Otro de los cambios será que los autobuses turísticos, de transporte escolar y de todo tipo que utilizaban la fachada de la Lonja y la de Santos Juanes como estacionamiento ya no circularán por el espacio protegido.

El Ayuntamiento también ha destacado "otro de los avances, largamente ansiado por la ciudadanía", como es la recuperación para uso peatonal de dos de las calles "especialmente singulares" de la ciudad. La calle Danses, en la parte posterior de la Lonja, pasará a ser definitivamente peatonal desde la calle En Colom hasta la plaza del Doctor Collado. Para posibilitarlo garantizando el normal funcionamiento de los parkings de la zona, la calle En Colom cambia de sentido para permitir la salida hacia la calle Carda y Murillo.

El acceso a la plaza del Doctor Collado queda garantizado por la avenida de María Cristina y calle Ercilla. Por otro lado, el paseo por la calle Bosseria se podrá hacer con tranquilidad a lo ancho de la calzada una vez liberada la calle del tráfico oportunista. Finalmente, y mejorando también la movilidad peatonal, las terrazas ubicadas hasta ahora sobre la acera se irán desplazando a las zonas de calzada liberadas de vehículos.

El consistorio ha destacado que toda esta "pacificación del tránsito y protección del entorno histórico y patrimonial de la ciudad", se ejecutará "en principio" sin realizar grandes obras, utilizando mobiliario urbano y pintura, "de modo que se pueda realizar sobre la misma cualquier tipo de ajuste si este fuera necesario".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook