04 de marzo de 2016
04.03.2016
Polémica

Aspirantes a las plazas de Inndea excluidos reclaman una "baremación objetiva" a Ribó

Los recurrentes critican que no se pidiera el valenciano pero sí puntuara el dominio del francés

04.03.2016 | 04:37
Aspirantes a las plazas de Inndea excluidos reclaman una "baremación objetiva" a Ribó

Los emails de denuncia al alcalde

  • De aspirante a alcalde
    Correo electrónico de una aspirante excluida remitido el 1 de enero de 2016
    «Estimado Alcalde, presidente de la fundación Inndea, me dirijo a usted para manifestar mi descontento con la gestión en la convocatoria de puestos de trabajo de la Fundación Inndea, por la baremación equivocada que se ha realizado en numerosos expedientes, incluido el mío.
    Solicito que se revise el expediente ?del DNI XXXXXXXXX porque éste no ha sido valorado de acuerdo a la realidad de la experiencia que poseo en el campo objeto del proceso de selección.
    He sido valorada con un 0 % (para el puesto de técnico de innovación social en aspectos que considero que SI tengo experiencia acreditada por lo que contacto con ustedes para manifestar mi desacuerdo, proponer llevar comprobantes que acrediten lo que afirmo y solicitar ser llamada a entrevista.
  • De la fundación a una aspirante
    Respuesta remitida por la fundación el 2 de enero
    «Estimada sra. XXX: gracias por sus comentarios y por su interés en participar en el proceso. En relación a su valoración le informamos que:
    - como cuestión general, cada criterio está valorado en función de un baremo que fue hecho público y del que usted es conocedora. No se trata de una valoración de su currículum en abstracto sino de un contexto de un perfil específico (...)
    - (...) No es posible ampliar información a posterior de los plazos establecidos de solicitud y subsanación de errores. Usted conocía los requerimientos de la plaza a priori y por tanto debería haber incluído las matizaciones que en este momento nos hace llegar.
     

Tres de las aspirantes a las siete plazas convocadas en diciembre pasado por la Fundación InnDEA que no superaron las pruebas han presentado un recurso administrativo contra el proceso en los que reclaman una nueva baremación «con criterios objetivos». Según exponen en sus escritos, en la valoración de meritos no se dio opción a los aspirantes a alegar y poder aportar documentación complementaria, algo que califican de «inédito» en un proceso que, según el concejal de Participación ciudadana y vicepresidente de InnDEA, Jordi Peris, ha sido «transparente».

Tanto Peris como el nuevo gerente de InnDEA, Rafael Monterde, defienden las contrataciones realizadas y aducen que por primera vez se ha hecho un proceso de selección pública, frente a las contrataciones «a dedo» de anteriores etapas». La mayoría de las plazas convocadas en InnDEA, como se ha publicado, han sido ocupadas por personas afines a EU y Valencia en Comú. Los recurrentes, que ni siquiera pudieron pasar a la fase de entrevista „que contaba 40 puntos, frente a los 60 del currículum y la experiencia„ califican la valoración de «totalmente subjetiva» y solicitan «una rebaremación con una nueva comisión de valoración».

Apuntan en este sentido que la comisión estaba formada solo por hombres y vulneraba la ley de Igualdad. También sorprende que en seis de las siete plazas convocadas, como la de técnico de Empleabilidad, no se pidiera el conocimiento del valenciano, del que hace bandera el nuevo gobierno tripartito (Compromís, PSPV y Valencia en Comú). En cambio se valoraba el conocimiento de inglés y francés. Los aspirantes a las nuevas plazas de la fundación InnDEA, a la que ahora el tripartito quiere dar un giro hacia la innovación social, han realizado sus propias autobaremaciones, según las cuales obtenían puntos suficientes para pasar a la fase de entrevista

Algunos de los aspirantes a las plazas de Inndea han remitido escritos al alcalde y presidente de Inndea, Joan Ribó, advirtiéndole de las posibles irregularidades. El gabinete del alcalde, aseguran los recurrentes, se desentendió y les dio por única respuesta que «el alcalde tiene todas sus funciones delegadas en Jordi Peris y que debíamos dirigirnos a él», explica una de las aspirantes a la plaza de Técnico de Empleabilidad a quien su licenciatura no le computó en la baremación.

C´s revisa la documentación
Los recurrentes aseguran que llevarán el recurso hasta el final y que están dispuesto a acudir a la vía judicial para hacer valer sus derechos. «Es inmoral que nos utilicen a 650 personas para contratar, en una convocatoria realizada en plenas navidades, a quienes ya tenían pensado contratar, y más cuando el nuevo gobierno presume de transparencia, de participación y de ética».

Por otro lado, el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, acudió ayer a la sede de la Fundación Inndea para reclamar la documentación relativa al proceso de contratación y las baremaciones con objeto de comprobar la existencia de las posibles irregularidades denunciadas por decenas de aspirantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook