18 de mayo de 2016
18.05.2016
Patraix

Una poda ocho años después con críticas vecinales

Los técnicos aligeran las copas de los ficus del parque Enrique Granados y los vecinos dicen que es una actuación «salvaje e irracional»

18.05.2016 | 04:15
Una poda ocho años después con críticas vecinales

La contrata de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Valenciano ha comenzado los trabajos de poda de los ficus del parque Enrique Granados, unos trabajos de mantenimiento que según cálculos de la concejalía hacía ocho que no se realizaban. Sin embargo, la actuación es según algunos vecinos de la zona «salvaje e irracional», ya que consideran que se está eliminando demasiada masa arbórea de los ejemplares.

Estos trabajos, al igual que se han llevado a cabo en otras zonas de la ciudad con árboles monumentales „como la Gran Vía Marqués del Turia„ sirven para aligerar las copas de los ficus, que en el caso de los ejemplares de Patraix estaban tan pobladas que prácticamente no dejaban pasar la luz en el perímetro porticado que forman. Se trata de una poda intensa y potente.

Los trabajos iniciados la semana pasada se prolongarán durante los próximos días debido a la gran cantidad de árboles que forman parte del parque Enrique Granados, que cuenta con una superficie aproximada de 12.000 metros cuadrados.

La poda de los ficus se ha generalizado en buena parte de la ciudad para renovar las copas de los árboles, unas labores de mantenimiento que según el actual equipo de Gobierno el anterior ejecutivo del PP descuidó por completo, hasta el punto que, por ejemplo, los ejemplares de Marqués del Túria llevaban 40 años sin ser aligerados de ramas y hojas.

En el caso del parque Enrique Granados no hace tanto, pero sí «al menos ocho años» desde los anteriores trabajos desarrollados por la concejalía. Los vecinos, sin embargo, aseguran que hace «cuatro o cinco años de la última actuación». Los técnicos están utilizando una cesta elevadora para las labores de poda, ya que los ejemplares de Patraix son de gran porte. Una vecina, J. A. D. que aseguraba que hablaba en nombre de otras muchos ciudadanos de Patraix, criticó los trabajos al considerarlos irracionales. Según explicó, tras consultar a un biólogo especialista, la ramas podadas tienen hasta 18 centímetros de diámetro «cuando se aconseja que sea como mucho de seis».

Lamentó que la poda se esté haciendo ahora, «en lugar de en invierno antes del desarrollo de las ramas». J. A. D. se dirigió ayer a la Associació de Veïns de Patraix para que apoyaran su carta de denuncia, que hará llegar al alcalde. Considera, además, que esta poda «elevará en el futuro el coste del mantenimiento, pues necesitará de otras más frecuentes», al tiempo que denunció que los técnicos que realizan las labores «no cumplen las normas de seguridad básicas». Se da la circunstancia que hace años los vecinos de Patraix recogieron firmas y protagonizaron una protesta para mejorar la iluminación del parque, ya que la altura de los ficus y su impresionante follaje prácticamente dejaban sin luz el interior del parque.

La delegación de Parques y Jardines también está aprovechando para limpiar la fuente que existe en el centro del parque. Se trata de una revisión de los sistemas hidráulicos que hacía tiempo que no se realizaba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook