20 de mayo de 2016
20.05.2016
Zona para perros

La temporada de playas se abre con más vigilancia en la zona para perros de Pinedo

Cinco agentes irán la playa animalista, que tendrá refuerzo de limpieza - La policía multó el año pasado a 200 dueños de canes

23.05.2016 | 10:34
La temporada de playas se abre con más vigilancia en la zona para perros de Pinedo
La temporada de playas se abre con más vigilancia en la zona para perros de Pinedo

La temporada de playas arrancó oficialmente ayer con la principal novedad de que este año la ciudad contará por primera vez con una zona acotada para que los dueños de perros puedan llevar a sus mascotas sin temor a ser multados. El año pasado la policía local impuso 203 multas a propietarios de perros por pasear o bañar a sus mascotas en las playas. La mayoría (196) se pusieron en las playas del Parque Natural del Saler y la Devesa, al sur de la ciudad. Precisamente es en el sur, concretamente en Pinedo, donde se ha acotado esta playa animalista en cuyos carteles puede apreciarse como el icono del perro no está tachado.

Con todo, la concejala de Seguridad Ciudadana, Sandra Gómez, explicó ayer tras la presentación del operativo especial de playas de la Policía Local para el verano 2016, que los dueños de perros deben igualmente cumplir con las ordenanzas y mantener limpias las playas, recogiendo los excrementos de sus animales como se exige en el resto de la ciudad. Con todo, la Concejalía de Playas ha anunciado que reforzará la limpieza en el entorno de la playa animalista.

Los responsables de velar por el cumplimiento de las ordenanzas en la playa para perros serán los agentes de la «patrulla verde», que cuenta con cinco agentes por turno asignados a esta zona del litoral.

El alcalde, Joan Ribó, y Sandra Gómez comprobaron ayer «in situ» el operativo de seguridad en las playas en el que este año participarán medio centenar de policías locales que prestarán servicio hasta el próximo mes de septiembre.

Entre las novedades que destacó la concejala están la renovación del retén policial. «Lo hemos ampliado con un módulo más y con unos sanitarios; es más amplio y está preparado para poder ofrecer un mejor servicio al ciudadano». Los bañistas además podrán presentar denuncias por incidentes o delitos en el retén de la policía local a pie de playa, evitándose así los desplazamientos a la comisaría de la Policía Nacional del Marítimo.

Los agentes de la policía local podrán recoger denuncias de las playas, gracias a un acuerdo que hemos alcanzado con la Policía Nacional. Hasta ahora lo que hacía la Policía Local era remitir a los denunciantes a la Policía Nacional, y ahora por primera se podrán recoger denuncias y tramitarlas luego judicialmente. «Evitamos así molestia de tener que desplazarse a otro punto de la ciudad a poner una denuncia, al poderlo hacer aquí con toda comodidad», explicó Sandra Gómez.

La concejala también destacó la labor que llevará a cabo la sección de caballería de la Policía Local en las playas, incidiendo, sobre todo en la prevención de incendios.

Las competencias de los agentes locales en el operativo de playas pasa por controlar los estacionamientos, vigilar el cumplimiento de las ordenanzas municipales en cuanto a limpieza, perros, control sanitario, venta ambulante ilegal, así como evitar la venta ambulante ilegal. La concejala destacó que este año, la policía incidirá en esta última cuestión dado el elevado número de «manteros» con falsificaciones de todo tipo que se concentra en las playas durante los meses de verano.

«La venta de falsificaciones, hace mucho daño al comercio, a todos los comerciantes que pagan sus tasas y piden sus licencias». «Creemos que es una competencia desleal hasta ahora muy frecuente en estas zonas en verano, y es algo en lo que nos vamos a centrar mucho también con la patrulla nocturna».

El año pasado se realizaron 147 servicios humanitarios en las playas de la ciudad y más de 1.825 servicios de seguridad ciudadana entre los que se incluyen detenciones por reclamaciones judiciales, delitos contra la propiedad intelectual, drogas y vehículos sustraídos. Se registraron además181 entregas de objetos perdidos y 169 decomisos de venta ambulante con la retirada de 400 kilos de productos perecederos y bebidas sin control sanitario. El año pasado, la policía tramitó también 13 denuncias por hurtos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas