26 de julio de 2016
26.07.2016
Cambio de política

Ribó abre la puerta a grandes eventos para pagar las "deudas terribles"

El alcalde aclara que se celebrarán siempre y cuando sea asumible la inversión y se "rentabilicen" las infraestructuras

26.07.2016 | 17:08

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha asegurado que no están "en contra" de los "grandes eventos" siempre y cuando sea asumible la inversión y se "rentabilicen" las infraestructuras que hay en la actualidad, porque "tenemos unas deudas terribles que tenemos que ir arreglando".

Ribó ha hecho estas declaraciones después de que el concejal de Turismo y portavoz del grupo municipal socialista, Joan Calabuig, asegurase ayer que le parecería bien que Valencia volviera a ser sede de la Copa del América de vela.

Tras reunirse con la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia, María José Broseta, Ribó ha considerado que "un gran evento puede ser muchísimas cosas" y se ha referido a "recitales" y la posibilidad de que el circuito de Cheste albergue "carreras de coches eléctricos", actividad que le parece "perfecta".

"Es fundamental aprovechar las instalaciones culturales y deportivas que tenemos para rentabilizarlas", ha insistido, al tiempo que ha puntualizado que lo que no quieren es que pase como "un gran evento, la Fórmula 1, que si vais a ver las instalaciones dan pena".

Además, ha subrayado que le gustaría que el Palau de Les Arts recibiera "algún tipo de subvención (del Ministerio de Cultura), como Sevilla, Barcelona y Madrid, para poder rentabilizarlo más".

Preguntado sobre la posibilidad de reutilizar el circuito de Fórmula 1, ha afirmado que "está condenado a ser cambiado, porque la Fórmula 1 en Valencia no tiene sentido y si no, que lo diga Valmor, que es una ruina".

Respecto a su reunión con María José Broseta, el alcalde se ha mostrado favorable a la propuesta de "residuo cero y economía circular" que le ha transmitido la Federación de Asociaciones de Vecinos, que "implica modificar una ordenanza".

Ribó ha valorado este proyecto de reciclaje de desechos y bienes como un "tema de colaboración muy importante y que puede ayudar mucho a la limpieza: si se tiran menos cosas, los residuos serán mucho menores".

Broseta ha apostado firmemente por una Valencia con "cero por ciento de residuos en el 2020" y ha reconocido que se trata de un plan "muy trabajado e ilusionante para concienciar a toda la ciudadanía y que nuestros barrios estén mejor".

Por otra parte, desde el ayuntamiento ven la "necesidad de modernizar" las líneas de la EMT para que sean "competitivas con el transporte privado" y, sobre todo, que tengan "una frecuencia mucho mejor que la que tienen ahora".

Por ello, estudiarán "problemas específicos" para solucionar las quejas vecinales, como las cuestiones de personas con "problemas de movilidad, personas mayores o las que se dirigen a centros de salud", tal y como ha asegurado la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos.

Broseta espera que el ayuntamiento "haga modificaciones" porque "la sensación" es que no les "ha gustado" la propuesta pero "todo es mejorable".

"Los técnicos saben mucho, pero a lo mejor quien utiliza una cosa habitualmente, lo mejora más", ha recalcado la representante vecinal.

Asimismo, ha indicado que han entregado al alcalde "documentos" que avalan sus propuestas para que sean estudiadas y el alcalde "las vea", mientras Ribó ha destacado que este mismo martes "se pone en marcha la línea 99, que va a sustituir un intento de privatización por parte del gobierno anterior".

Sobre participación ciudadana, ambos han llamado a seguir "ilusionando más" con los presupuestos del próximo año y el alcalde ha puntualizado que se "adelantará al máximo" la decisión para "poner en marcha el presupuesto participativo de cada distrito lo más pronto posible".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook