17 de agosto de 2016
17.08.2016

El ayuntamiento exige al PP nacional que destituya a los concejales investigados

Castillo, alcaldesa accidental, reclama a Bonig que pase "de las palabras a los hechos", mientras el edil Peris pide que no manchen más la imagen de Valencia

17.08.2016 | 13:13

La alcaldesa accidental, concejala de Benestar Social en el Ayuntamiento de Valencia, Consol Castillo, y el edil de Innovación Democrática, Jordi Peris, han pedido al PP que aparte a los ediles investigados en el caso Taula derivado de Imelsa de sus cargos, y que pase de las "palabras a los hechos" porque "no se puede seguir manchando la imagen de Valencia durante más tiempo". Los dos regidores se han referido así a las nuevas revelaciones del Caso Taula, en las que aa exedil de Cultura en el consistorio con el PP, María José Alcón, su exmarido y su exasesor se habrían enriquecido personalmente a través de comisiones ilegales de distintas empresas a las que la concejalía adjudicó contratos.

Castillo ha expresado su "cansancio e indignación" ante las revelaciones de las últimas informaciones y ha reclamado que el PP aparte del cargo a los investigados por la pieza separada de Imelsa. Al respecto, ha indicado que la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, "ha hecho declaraciones muy radicales y muy contundentes sobre el tema de la regeneración democrática" con las que el consistorio está "de acuerdo", por lo que ha instado de "pasar de las palabras a los hechos".

"Pensamos que la dirección del PP debe actuar en consecuencia y apartar de sus cargos a aquellas personas que estén implicadas en estos supuestos casos de corrupción", ha criticado la edil de Compromís, quien ha añadido que, para el actual equipo de gobierno, lo expuesto en el auto "es un elemento gravísimo".

Por su parte, el concejal Jordi Peris ha coincidido con la valoración de Castillo y ha explicado que el equipo de gobierno "quiere hablar de Valencia en positivo con nuevos proyectos para la ciudadanía y empezar a pensar en Valencia en una clave diferente a la que se ha venido pensando en los últimos años del Partido Popular, donde el tema por excelencia ha sido la corrupción y materias relacionadas".

"Pensamos que ante la gravedad de estos hechos, los concejales que están siendo investigados no deberían estar en sus cargos y pedimos su dimisión, y exigimos que a estas alturas la dirección nacional del PP tome cartas en el asunto porque efectivamente no se puede seguir manchando la imagen de Valencia durante más tiempo, especialmente cuando hay un nuevo gobierno que está trabajando para hablar de Valencia en positivo", ha afirmado.

REVISIÓN DE CONTRATOS

Preguntada por el contrato para la restauración de monumentos que el consistorio mantiene con la empresa EMR, que aparece en el auto, Castillo ha afirmado que el actual equipo de gobierno "todo aquello que considera incorrecto o irregular" lo "pone encima de la mesa y lo investiga", pero no actúa "de forma irresponsable". En esta línea, ha recalcado que "sin motivos realmente contrastados, no cancela ningún tipo de contrato, porque eso supondría una actuación por parte de la empresa a la que suspenda el contrato de denuncia contra el Ayuntamiento".

"Por tanto, lo que vamos a hacer es, si esa empresa continúa trabajando con el Ayuntamiento, revisar qué tipo de contrato es, qué cláusulas se incluyen en él, y evidentemente si en ellos hay algún tipo de irregularidad, renunciar a ese contrato. Seremos muy cautelosos y cualquier cosa que tengamos que hacer será avalada por el informe técnico y jurídico de los expertos del Ayuntamiento", ha señalado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook