26 de agosto de 2016
26.08.2016
Entorno natural

Tancat de la Pipa, de arrozal a humedal

Desde 2011 alrededor de 1.200 personas han ayudado a los ornitólogos en el anillamiento de aves

26.08.2016 | 04:15
Tancat de la Pipa, de arrozal a humedal

Los trabajos de protección realizados entre 2007 y 2008 para recuperar la flora autóctona en el Tancat de la Pipa han conseguido que el antiguo arrozal esté poblado ahora por especies de flora local que permiten a las aves colonizar este lugar y convertirlo en un área migratoria importante ligada al parque natural de l´Albufera.

Pablo Vera, biólogo de la delegación valenciana de SEO Bird Life, explicó que la clave para sostener este espacio es la inundación permanente y la recuperación de la vegetación sumergida en el humedal. Esta suma de elementos ha conseguido habilitar el lago para que aves que migran desde toda Europa puedan hacer en el Tancat un alto en su paso migratorio, permitiendo a los ornitólogos estudiar los movimientos de las aves.

Enseñar para conservar
Desde el año 2009, cerca de 1.500 personas han participado en diferentes talleres de anillamiento y observación de aves organizados por SEO Bird Life en el Tancat de la Pipa. Pablo Vera explica que «no se puede conservar lo que no se conoce», aludiendo a la necesidad de fomentar la educación ambiental en la población para crear conciencia sobre el valor natural de estos singulares ecosistemas.

Esa concienciación ambiental se centra en organizar una vez al mes una serie de actividades gratuitas «para toda la familia», donde los niños puedan participar con sus padres y con los ornitólogos en la observación e identificación de las diferentes aves que pueblan el humedal, así como en su anillamient0 para realizar el seguimiento de las poblaciones. Algunas especies que se pueden avistar en el Tancat de la Pipa son los patos colorados, la focha común, la buscarla o el ruiseñor pechiazul, entre otros tipos de aves.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook