10 de agosto de 2018
10.08.2018

Arte para calmar el sofoco

Los museos pueden ser una buena opción para sobrellevar las altas temperaturas

10.08.2018 | 14:30
Muestra ´Olga Diego, Jardín Autómata´ en el Centre del Carme.

El arte puede ser un buen refugio para sobrellevar los días de calor. Sobre todo si va acompañado de un buen aire acondicionado. Los museos valencianos saben desde hace algunos años que el verano es una época clave para dirigirse al público «neófito», aquel que pocas veces -o nunca- ha pisado un centro de arte, así como para sorprender a turistas llegados de todas las partes del mundo.

València registró el pasado año un récord turístico al recibir a más de 2 millones de visitantes que no escatimaron esfuerzos en recorrer todo el casco histórico de la ciudad, incluidos sus museos. Es por ello, que los centros de arte se afanan en programar algunas de las propuestas más suculentas de la temporada expositiva como retrospectivas a grandes artistas, exposiciones rompedoras o instalaciones que invitan al visitante a llevarse un buen recuerdo de València. Un claro ejemplo de ello es la iniciativa del Institut Valencià d´Art Modern (IVAM), que desde hace varios años decide instalar una pieza artística en su explanada para convertirla en una terraza de verano. Este año, «Esa cosa rosa», diseñada por los arquitectos Langarita & Navarro y el artista Jerónimo Hagerman, ha ocupado la entrada del museo, que cuenta con siete exposiciones temporales para el verano, como «L´eclosió de l´abstracció», con obras desde la posguerra; «Cas d´estudi: Ródtxenko»; «Un futur en construcció. El llibre soviètic a l´IVAM»; «A contratemps. Mig segle d´artistes valencianes (1929-1980)»; «L´esperit d´una època: Ignacio Pinazo en la col·lecció de l´IVAM»; o «Fins a cota d´afecció. Patricia Gómez i María Jesús González». Una de sus propuestas más interesantes del museo es la retrospectiva dedicada a la artista francesa Annette Messager, la primera mujer en recibir el Premio Julio González del IVAM. «Púdic-Públic» repasa la trayectoria de Messager desde las últimas dos décadas con instalaciones multimedia, dos de ellas de gran formato, dibujos y esculturas. El museo estará abierto de martes a domingo de 10 a 19 horas, y los viernes de 10 a 21 horas.

A pocos metros del IVAM, en Bombas Gens, se encuentra el trabajo de otro de los artistas más aclamados de la temporada expositiva en València. «Caminando en la Península Ibérica» cuenta con murales y fotografías que el artista británico Hamish Fulton ha producido a partir de más de una decena de caminatas por España, muchas de ellas por la Comunitat Valenciana. En concreto, el artista documentó su paso por València, Xàtiva, Riumar, Benicadell o Alicante. En el centro de arte de la Fundació Per Amor a l´Art, situado en la Avenida Burjassot de València, también se puede visitar durante el verano «El pulso del cuerpo. Usos y representaciones del espacio» y «Joel Mayerowitz. Hacia la luz». Bombas Gens estará abierto de 11 a 14 horas y de 17 a 21 horas de jueves a domingo, y de 17 a 21 horas los miércoles.

En la Fundación Bancaja de la Plaza Tetuán se encuentra otro de los pesos pesados de la temporada expositiva: «Miquel Navarro. Fluids». El centro cultural -abierto en verano de martes a domingo de 10 a 17 horas- dedica una retrospectiva al artista valenciano con 73 obras datadas entre 1976 y 2018. Destacan cuatro instalaciones de sus ciudades o paisajes que se extienden de forma horizontal y en las que aparecen elementos verticales como símbolos de poder: La Ciutat (1984-1985), Espacio de batalla (2000-2001), Marjal (2017-2018) y Ciudad de las torres (2018). El mismo centro también acoge la exposición «Zuloaga. Caràcter i emoció», la primera gran exposición en València dedicada al pintor vasco Ignacio Zuloaga, así como «Sorolla y la espiritualidad», comisariada por Felipe Garín e integrada por seis obras datadas entre 1883 y 1899, entre ellas, ¡Triste herencia! (1899) y Yo soy el pan de la vida (1896-1897).

Propuestas rompedoras

Otro gran edicio, el Palau de Valeriola de la Fundación Chirivella Soriano -­abierto de martes a sábado de 10 a 20 horas, y de 10 a 17 horas los domingos-, reúne otra retrospectiva a una de las artistas que han marcado el arte moderno en la última década con sus abstracciones geométricas. «Monika Buch. Trayectoria 1956/2018» podrá visitarse hasta el 9 de septiembre y cuenta con 120 obras que repasan los 50 años de trayectoria de la valenciana. La exposición ha contado con la colaboración del Consorci de Museus, que también ha reservado propuestas artísticas en su sede. El Centre del Carme acoge estos días las exposiciones: «Art Contemporani de la Generalitat Valencana/Primers moments»; «Olga Diego. Jardín Autómata»; «Teresa Cebrián. El largo viaje; e «Històries de VIHda / VIHsibles». El centro de arte puede visitarse de martes a domingo de 11 a 21 horas. Por otra parte, uno de los museos de la Diputación de València, el MuVIM cuenta con la siguientes exposiciones: «Retalls tipogràfics»; «Agua, barro y silencios. La riada 60 años después» y «Belleza y juventud. Esclavitud contemporánea».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook