21 de septiembre de 2018
21.09.2018
Entrevista

Toni Carceller: "La merienda es muy guiri"

21.09.2018 | 04:15
Toni Carceller, ante su autobús-restaurante.

Cocinero. El finalista valenciano de Masterchef, Toni Carceller, ha convertido un auténtico autobús inglés de dos plantas en restaurante. Durante este mes y con el objetivo de fomentar la cultura del almuerzo, está en el antiguo cauce del rio Turia. Carceller, que se declara todo un experto en hacer paellas, si tuviera que invitar a comer a un amigo le cocinaria un arroz de alga wakame. El útimo capricho culinario que se ha dado es probar insectos.

P Acaba el verano y arranca el otoño. En estos días, ¿qué no puede faltar en tu nevera?
R En mi nevera, queso y trufa negra y en mi cocina nunca puede faltar el arroz. ¡Necesito tener arroz los 365 días del año!

P En plena vuelta al cole, ¿qué desayuno le prepararías a un niño?
R Me gustan los desayunos saludables y les haría una fruta disfrazadita.

P Si invitas a un amigo a comer, ¿qué no faltará sobre la mesa?
RNunca faltaría un buen vino valenciano de Utiel-Requena, unos entrantes con un buen jamoncito y queso y, cómo no, un arroz. Eso sí, le prepararía un arroz curioso, por ejemplo, de alga wakame que está muy rico.

P ¿Por qué hablamos de cultura del almuerzo y no cultura de la merienda?
R Porque el almuerzo es la comida más importante del día ya que tienes todo el día para poder quemarlo. La merienda es para mí muy guiri, eso de tomar crepes a mitad tarde... pues para eso te esperas y cenas de categoría.

P ¿Cuál es el capricho culinario más raro que te has dado?
R Probar insectos. Y te tengo que confesar que frititos están muy buenos porque es como si comieras pipas.

P Lo de ser el ´fallero pepero de Masterchef´, ¿cómo lo llevas?
RLo llevo bien porque es lo que soy. Lo llevo con orgullo y no sé por qué me tiene que sentar mal.

P ¿Lo que se emite de Masterchef es real o lo que vemos está muy tamizado para convertirlo en espectáculo?
R Hay un 85 por ciento de realidad. No hay que olvidar que es un programa y tiene un enfoque de espectáculo.

P Jordi Cruz te calificó de «maestro arrocero». Pues dime en qué arroz no fallas nunca.
R En la paella valenciana, siempre me sale bien.

P ¿Y la clave está en...?
R En el agua y en los tiempos de cocción.

P Dónde hay que tragar más, ¿en política o en la cocina?
R En la política mucho más.

P ¿Qué le cocinarías a Pablo Casado?
R Una paella valenciana, para que sepa que nuestra gastronomía es de las mejores de España.

P Y si en la misma mesa se sentarán Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, ¿qué les ofrecerías?
R Unas tapitas muy ricas para que conozcan la auténtica gastronomía valenciana.

P Con ingredientes tipicamente valencianos, ¿me prepararías un menú A mi aire?
R Si hubiera disputado la final tenía preparado un menú que se llamaba València y que consistía en un primero de ajo blanco hecho con chufa y anguilas ahumadas. Un segundo de arroz con el toque diferente de que el caldo base estaba hecho con pato de l´ Albufera y bonito; y un postre que se llamaba Fallas que es una bola de caramelo que, al prenderle fuego con cazalla, se deshacía y aparecía un lingote que era una torrija de horchata bañada en oro y unas gelatinas de barrejat y un crumble de coco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook