04 de julio de 2020
04.07.2020
Levante-emv

Una buena experiencia en Cullera

04.07.2020 | 21:49
Una buena experiencia en Cullera

En la pasada temporada estival de 2019, en Cullera, tuve la ocasión de tratar un tema de interés para la Comunidad de vecinos. Ello versaba sobre una deuda que el ayuntamiento de Cullera tenía con la misma y que no había liquidado por una serie de "incidencias".

Puesto al habla, sería en la primera decena de Julio, con el ayuntamiento, tanto de forma telefónica como personándome en el área de urbanismo, al objeto de obtener respuesta al pago de dicha deuda -devolución de una fianza cuyo objeto había finalizado el año anterior-, la primera impresión fue de un tanto "no sabemos en qué situación se encuentra" y ausencia de interés en ocuparse de ello.

Como quiera que la respuesta no fue de mi agrado, me puse en contacto con el periodista Joan Gimeno, de Levante EMV en Cullera, al objeto de trasladarle la situación pues me pareció digna de ser puesta en conocimiento de la prensa.

El referido periodista, de forma total y absolutamente legítima, procuró conocer del ayuntamiento la veracidad de mi versión, la cual, con algún matiz por parte del consistorio, coincidía con la realidad traslada por mi al Sr. Gimeno.

Ello, tras posteriores conversaciones con el departamento de urbanismo en la persona del jefe del mismo, Alfredo Nicola, se solucionó con celeridad desde el momento en que tuve la primera conversación con el Sr. Nicola y la vuelta al trabajo, el 2 de Agosto, de quienes en el ayuntamiento tenían en sus manos el asunto en cuestión.

Quiero reconocer públicamente la actitud positiva de responsabilidad, rigor, seriedad personal y profesional y respeto de la persona referida, Alfredo Nicola, y hacer extensivo dicho reconocimiento y mi más sincera consideración al departamento de urbanismo del consistorio de Cullera por su respuesta y comportamiento y, sobre todo, porque al responsable del mismo, Alfredo Nicola, no le dolieron prendas en reconocer la demora sufrida en la resolución del expediente que nos ocupa y pedir disculpas por ello, algo que le dignifica y le honra tanto personal como profesionalmente y a lo que la administración publica no nos tiene acostumbrados y más bien todo lo contrario.

Sinceramente, gracias Alfredo, persona a la que no tenía el honor de conocer y que me alegro de haber tenido la oportunidad de hacerlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook