Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una escuela en Villa Dolores

El caserón fue el escenario escogido por el CEU para celebrar una cata dirigida por el prestigioso sumiller David Buch dentro del grado de gastronomía

Una escuela en Villa Dolores

Una escuela en Villa Dolores

Después de ser la fábrica de la moneda en la IIª República, Hospital Militar en la Guerra Civil y una importante explotación agrícola, la finca de Castelló Villa Dolores se convertirá en la escuela de los alumnos del Grado de Gastronomía y Management Culinario (Gasma) de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Actualmente, este caserón, que se extiende sobre un terreno de 230 metros cuadrados, es una bodega llena de recovecos, de detalles increíbles y salas que sorprenden al visitante y guardan los mejores tesoros enológicos de la Comunitat Valenciana, algunos de los cuales fueron descubiertos ayer en una cata dirigida por el prestigioso sumiller David Buch dentro del programa del innovador grado por el que ha apostado la universidad católica.

La historia de Villa Dolores, que rezuman sus paredes, se remonta a la época de la IIª República. Allí, en la casa de la familia Boera-Gimeno, se instaló la Fábrica de la Moneda. Los talleres se trasladaron de Madrid a Castelló con gran rapidez y se realizó al mismo tiempo que el del gobierno en noviembre del 1936. Primero se instaló el consejo de administración, después, el 23 de enero de 1937, los operarios y maquinaria y la apertura oficial fue el 9 de marzo de ese mismo año.

El taller permanecería en la finca Villa Dolores hasta la toma de Vinaròs en abril de 1938, en que seria nuevamente trasladado a Aspe (Alicante) donde permanecería hasta el fin de la guerra.

Es conocida la anécdota narrada por el castellonense Vicent Farnós de un sorprendente hallazgo en el Ayuntamiento de Castelló en septiembre de 1983. Allí se encontró, en un viejo armario, una antigua caja de caudales en cuyo interior se encontraron varios cientos de monedas de una peseta acuñadas por el Gobierno de la IIª República en la Fábrica de la Moneda ya instalada en Castelló.

Una vez iniciada la Guerra Civil, Castelló se vio con una única instalación hospitalaria (el Provincial) por lo que se creó una red sanitaria en la provincia en locales ya existentes y con diversa dedicación. Así, se habilitaron hospitales en Llucena, Almassora, el hospital especializado de guerra en les Alqueries y el centro de acción antituberculosa en la Villa Dolores. También hubo otro centro hospitalario para convalecientes en Benassal y otro mixto en l'Alcora.

El mismo escenario, y con anterioridad a estos hechos, la villa inició una revolución citrícola, tal como atestiguan las herramientas y máquinas que se pueden ver en su majestuosa nave. Además, en 1990, apareció todo un almacén subterráneo con un importante almacenaje de fuel que fue abandonado por los republicanos en 1938.

Ahora, un siglo y medio después, Villa Dolores, reconvertida en bodega, se transforma en la sede de un centro universitario de referencia para la zona mediterránea. Con aulas docentes de gran capacidad, cocinas dotadas con la tecnología más avanzada para la docencia, sala polivalente para eventos y aulas de talleres que acogerán las clases prácticas, combina tradición y vanguardia en un entorno único que invita a vivir la experiencia Gasma.

Compartir el artículo

stats