Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El adelanto de los exámenes de recuperación a julio lastra el inicio de la campaña turística

Los hoteleros advierten de que la medida de la Conselleria de Educación quita, al menos, dos semanas de ocupación del mercado nacional

El adelanto de los exámenes de recuperación a julio lastra el inicio de la campaña turística

El adelanto de los exámenes de recuperación a julio lastra el inicio de la campaña turística

El verano empieza mejor que el año pasado ¿o no? La Comunitat Valenciana ha comenzado a recibir este fin de semana los primeros turistas de la temporada alta, periodo que va de julio a octubre y que es clave para un sector que obtiene en este periodo el 60 % de los ingresos de todo el año, y que afronta con optimismo el comienzo del verano. Se mantiene el buen momento del mercado extranjero y los empresarios están pendientes de la reacción del turismo nacional, que despertó en Semana Santa, pero que ahora mismo está parado. «Faltan mucho por vender», recuerda Antonio Mayor, presidente de Hosbec.

Pero a dos días del arranque de la temporada alta, los hoteleros se han encontrado con una sorpresa inesperada de última hora que afecta directamente al turismo español, clave en verano, y que en julio y agosto se mueve e n familia. El adelanto de los exámenes por parte de Educación para las recuperaciones de septiembre a julio ha bloqueado la compra de vacaciones para la primera quincena de julio. «Parece increíble pero es así. Quedan muchas plazas por vender en el mercado español y se ha notado, pero confiamos en la última hora. El año pasado hubo hoteles en los que entraban en un día 70 reservas para una semana y confiamos en que se repita», subraya Antonio Mayor presidente de Hosbec.

Una coyuntura negativa que también afectará a la primera semana de septiembre, ya que el curso arranca el día 3, siete días antes de lo hasta ahora normal. En cuanto al traslado de las pruebas extraordinarias de acceso a la Universidad a julio, además de la Comunitat Valenciana es ya una práctica habitual en Asturias, Rioja, País Vasco, y Navarra. Entre las principales actividades que realizan los turistas durante su estancia destacan el descansar y pasear (69,3%), ir a la playa (67,2%), visitar museos y monumentos (45%), conocer espacios naturales (38,4%) y probar la gastronomía (27,4%), según los datos que maneja la Conselleria de Turismo sobre las consultas recibidas por las oficinas de información turística en verano.

Sobre el origen de los visitantes extranjeros, el grupo más numeroso es el procedente de Francia (35,9%), Reino Unido (20,4%) y Alemania (7,2%), según la información que solicitan en las oficinas.

Para José María Caballé, presidente de la cadena Servigroup, la primera en camas de la Comunitat Valenciana, la temporada «se presenta bien en líneas generales, pero es cierto que el mercado nacional no termina de arrancar». «Ahora bien, quien baje la guardia lo puede pasar mal. Esto es un trabajo de todo el año, los resultados se recogen en diciembre. Los turistas no son tontos». Por otro lado, la temporada arranca con un novedad interna pero muy importante para muchos hoteles. La cada día menor dependencia de los tour operadores clásicos permite comercializar las plazas directamente, lo que ahorra costes.

Compartir el artículo

stats