Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sistema de las primarias rompe la coalición de Compromís en Castelló

Iniciativa deja de participar en los órganos conjuntos con el Bloc hasta que se resuelva el conflicto

Acto electoral de Compromís en Castelló en la campaña de las generales.

Acto electoral de Compromís en Castelló en la campaña de las generales. Levante-EMV

El reglamento de las primarias para la elección de los candidatos a las municipales ha roto la coalición de Compromís en la ciudad de Castelló, conformada principalmente por el Bloc e Iniciativa. Los integrantes de esta última formación han decidido dejar de participar en el Consell Local de Compromís hasta que se resuelva el conflicto y pretenden negociar de tú a tú con el Bloc. La reunión del órgano de dirección de la coalición prevista en el día de ayer se tuvo que desconvocar por incomparecencia de una de las partes.

Las reglas que regirán el proceso en la ciudad de Castelló fueron un factor determinante para que el Consell General de Compromís no alcanzara el sábado la mayoría necesaria para aprobar el reglamento de primarias en el conjunto autonómico. Representantes del Bloc e Iniciativa en la capital evidenciaron ayer su posición antagónica y se culparon de lo ocurrido.

Fuentes de Iniciativa acusaron al Bloc de pretender «laminarles» a través del reglamento de elección de los candidatos. La propuesta provisional para las grandes ciudades -que no llegó a aprobarse por la comisión negociadora de Compromís- suponía en la práctica que el primer y segundo puestos de la lista municipal de Castelló serían para el Bloc, mientras que el tercero y quinto estarían reservados para los minoritarios (Iniciativa, Verds y los adheridos de Compromís).

Sin embargo, desde Iniciativa incidieron en que el Bloc «ha jugado sucio» al haber inscrito «a familiares y personas afines» para que voten en las primarias como simpatizantes de Compromís. De esta forma, añadieron, «el Bloc pretende asegurarse que una persona de su órbita ocupe el tercer puesto como adherido a Compromís», desplazando a Iniciativa al quinto lugar de la lista electoral, que no tiene opciones de salir.

Por ello, justificaron la propuesta de Iniciativa (no aceptada por el Bloc) de dar singularidad a Castelló y reservar para los minoritarios el tercer y cuarto puestos en Castelló y que se voten en una misma urna al cabeza de lista y al resto de integrantes de la candidatura. Con ello, Iniciativa tendría más opciones de conseguir un concejal en el ayuntamiento. El partido de Mònica Oltra en Castelló considera que el Bloc les ha «ninguneado» y «nos hemos cansado de acudir a las reuniones a pegar la cabotà». «No nos han integrado y ahora quieren machacarnos», sentenciaron.

Por su parte, el Bloc responsabilizó a Iniciativa de haber dinamitado el acuerdo autonómico colando a última hora en el Consell General de Compromís unas reglas que no se habían pactado. El partido nacionalista considera que su socio tenía el tercer puesto asegurado y también le acusó de haber inscrito simpatizantes para que voten en las primarias. El Bloc destacó los esfuerzos que ha realizado en los últimos años para integrar a Iniciativa en la ciudad, dándole voz y representación en los consejos de distrito.

La cohabitación en Compromís per Castelló no ha sido fácil. No en vano, el colectivo local del Bloc se enfrentó en su día a la dirección autonómica de Enric Morera al estar en contra de una alianza con Iniciativa. Prueba de ello es que, en las pasadas municipales, en la capital no hubo candidatura conjunta y cada formación presentó su propia lista, arrogándose la marca Compromís: unos concurrieron como Bloc-Compromís y otros como Iniciativa per Castelló-Verds: Compromís Municipal.

En los últimos tres años, ambas formaciones han acercado posturas hasta acabar convergiendo. Sin embargo, el reglamento de las primarias ha hecho saltar por los aires la coalición.

Compartir el artículo

stats