Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Castelló propone liberar el entorno de la plaza de toros y realizar una galería comercial

El primer documento del plan especial de Ribalta defiende el derribo del muro exterior y su urbanización También apunta la posibilidad de construir comercios y un parking en el subsuelo

El documento previo del plan especial de Ribalta-Tetuán de Castelló propone una ambiciosa reordenación del entorno de la plaza de toros con el objetivo de poner en valor el emblemático parque. Plantea para ello liberar el perímetro del coso de la avenida de Pérez Galdós y derribar su muro exterior para desarrollar posteriormente una galería comercial.

El informe afirma que esta nueva oferta podría ser ampliada «en el subsuelo» con el desarrollo de otra zona comercial y un aparcamiento subterráneo. Sobre la plaza de toros considera «conveniente su existencia», pero tal como publicó ayer Levante de Castelló, estima necesaria su rehabilitación, la instalación de una cubierta y su conversión en una especie de cosos multiusos, que compatibilizaría la función taurina con otras actividades de ocio que en la actualidad se programan en la Pérgola de Ribalta. Recomienda el derribo de este segundo espacio y la recuperación de la antigua estructura descubierta y el traslado de su programación a la plaza de toros.

De esta manera, el espacio taurino cambiaría de fisonomía y vería ampliados sus usos. Ahora, un muro exterior impide visibilizar en toda su magnitud el inmueble de Pérez Galdós, uno de los principales hitos del patrimonio histórico de la ciudad que data del siglo XIX, de ahí que este primer dictamen del plan especial, que ha sido redactado por una oficina de arquitectos contratada por el ayuntamiento, aconseje una remodelación del coso y sus inmediaciones.

No obstante, las propuestas referentes a la plaza de toros y a la Pérgola están pensadas para largo plazo y aún han de ser ratificadas por el gobierno municipal. Su ejecución comportaría una complejo operación tanto en términos económicos como urbanísticos, ya que obligaría a la Administración pública a comprar el edificio a los propietarios privados. El inmueble pertenece a más dei cien titulares. La diputación intentó su compra tiempo atrás con el propósito de erigir una zona comercial en las inmediaciones del coso, pero los propietarios se negaron al ver insuficiente la oferta económica. En estos momentos, la diputación y el ayuntamiento no se plantean embarcarse en este proyecto.

El propio dictamen subraya que la ejecución del plan especial está condicionado a la disponibilidad presupuestaria. Al respecto, lo programa en ocho fases, quedando para las últimas la remodelación de la plaza de toros y el derribo de la Pérgola. En las dos primeros se prevé una revisión del catálogo de elementos patrimoniales y el ajardinamiento de los alrededores de la antigua estación (plaza de España).

El plan especial abarcará el parque Ribalta y las plazas de la Independencia y Tetuán, que disponen de la catalogación de Bien de Interés Cultural (BIC), además de la zona que integra las calles situadas desde la plaza de toros al hospital provincial.

Compartir el artículo

stats