Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Flores Higueras asumirá la gestión local de Cruz Roja hasta el fin de su mandato

La presidenta provincial defiende esta fórmula, ya aplicada en otras provincias, para evitar duplicidades

Flores Higueras asumirá la gestión local de Cruz Roja hasta el fin de su mandato

Flores Higueras asumirá la gestión local de Cruz Roja hasta el fin de su mandato

La asamblea local de Cruz Roja de Castelló será gestionada directamente por la presidenta provincial de la entidad, Flores Higueras, hasta el final de su actual mandato, que podría alargarse hasta el verano de 2015. La destitución del que ha sido durante estos tres años y medio presidente local en la capital de la Plana, Cristóbal Alvariño, por «diferencias» en el modelo de gestión de la entidad no supondrá más relevo que sea la propia Higueras la que coordine ambas presidencias, algo que, como destaca, está perfectamente reglado en el reglamento de la entidad solidaria.

La decisión de concentrar en la misma persona ambos cargos es, según Flores Higueras, «algo que se aplica en varias provincias, como es el caso de Alicante», y su objetivo no es otro que mantener una coherencia en la toma de decisiones ya que «en el caso de Castelló estábamos casi hablando siempre del mismo espacio de actuación, y a veces resulta difícil diferenciar el ámbito provincial y local».

Flores Higueras, sobre este conflicto que se abrió con el comité local -a parte de Cristobal Alvariño se destituyó a cinco de sus vicepresidentes-, vuelve a explicar que «no ha habido más problema que una interpretación distinta en determinadas formas de hacer las cosas y sobre los objetivos de Cruz Roja, y la entidad está por encima de las personas, pues nosotros estamos de paso, pero una institución como Cruz Roja, con más de 150 años de historia, no».

Sin querer entrar a valorar al detalle qué puntos concretos han generado más fricción, la responsable de la entidad a nivel provincial mostró su «respeto más absoluto al trabajo que ha desarrollado todos estos años Cristóbal y su equipo, que me consta que siguen y van a seguir trabajando como voluntarios, como somos todos los que nos encontramos en estos puestos».

Cruz Roja se encuentra en plena renovación de sus cargos a nivel estatal en un proceso que puede ser el más democrático que existe, pero también el más farragoso. El pasado mes de octubre se celebraron elecciones para el comité local, cuyo presidente debía nombrarse en unos meses, de ahí que Cristobal Alvariño estuviese desde octubre en funciones a la espera de que Flores Higueras eligiese a un sustituto que no se producirá finalmente al haberlo destituido ya.

El primer paso ahora será nombras en marzo de 2015 al presidente nacional de Cruz Roja, lo que dará paso en los posteriores meses al nombramiento, por este orden, de los presidentes autonómicos, los provinciales y los locales, proceso que puede alargarse hasta el próximo verano.

Compartir el artículo

stats