Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 83 % de los docentes de la Jaume I no tienen el nivel B2 de inglés

La falta de competencias de los profesores es uno de los obstáculos que ha impedido a la UJI alcanzar el porcentaje de docencia en lengua extranjera

El 83 % de los docentes de la Jaume I no tienen el nivel B2 de inglés

El 83 % de los docentes de la Jaume I no tienen el nivel B2 de inglés carme ripollés

La Universitat Jaume I de Castelló sigue centrando esfuerzos en aumentar las competencias lingüísticas de su alumnado, pero la estadística evidencia que uno de los principales obstáculos para lograr este cometido está dentro de casa: sólo el 16,77% de los profesores tiene una acreditación B2 de conocimiento de inglés.

Así lo ponen de manifiesto los últimos datos de la memoria del Plan Plurianual de Plurilingüismo de la universidad castellonense, que sigue sufriendo un déficit estructural de conocimientos de inglés por parte sus docentes. A tenor de los porcentajes, apenas 293 de los 1.425 profesores de la UJI disponen de las competencias mínimas para poder ofrecer una clase, realizar publicaciones o presentaciones en congresos en el idioma extranjero. Esta circunstancia contrasta con el hecho de que la Jaume I exigirá a los alumnos que han comenzado este año su grado un nivel mínimo B2 de inglés (equivalente al First Certificate de Cambridge) para poder finalizar su carrera y obtener el título universitario antes de matricularse en el proyecto final de grado (2016/2017).

De este modo, se da la circunstancia de que se exige a los alumnos un mayor nivel que el de más del 83% de sus profesores. Más allá de la simple comparación, la falta de competencias en inglés es uno de los factores que ha abocado a la Jaume I a fracasar en su intento de elevar la docencia en inglés en cada titulación a un mínimo del 5% del total de las asignaturas.

Este porcentaje del 5% era una de las metas del Plan Plurianual de Multilingüismo 2011/2014, que concluye ahora con un progreso relativamente positivo, pero sin que se haya podido superar el 4% de la docencia en inglés.

En cuanto a la adquisición de la competencia, un sector de los estudiantes y de los profesores demandan recursos educativos gratuitos para poder aprender y mejorar su inglés. Especialmente en el caso del alumnado, el Consell d'Estudiants exige que cuanto menos los cursos y las tasas del examen para los certificados obligatorios sean gratuitos; una medida para la cual la universidad dice no tener presupuesto.

Sin capacitación en catalán

La falta de nivel en valenciano (académicamente catalán) por parte del profesorado también evidencia un abismo aún difícil de salvar de cara al objetivo de normalización lingüística de las dos lenguas co-oficiales. Así, apenas el 21% de los docentes de la Universitat Jaume I disponen de la acreditación C1 de valenciano (grau mitjà) o superior.

Una vez más, esta carencia se ha convertido en uno de los obstáculos que ha impedido a la UJI alcanzar el porcentaje del 35% de la docencia en valenciano, que en lugar de aumentar ha retrocedido para estancarse en el 20,73%. Además, se exigirá de nuevo al alumnado un nivel que el 80% de sus profesores no tienen.

Compartir el artículo

stats