Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Imputan al alcalde de Moncofa por los vertidos fecales en Camí Cabres

El socialista, que ya ha sido ratificado como número uno para las elecciones, tendrá que pasar por el juzgado el 7 de julio Los vecinos denunciaron los vertidos ante el Seprona

Imputan al alcalde de Moncofa por los vertidos fecales en Camí Cabres

Imputan al alcalde de Moncofa por los vertidos fecales en Camí Cabres

El alcalde de Moncofa, el socialista Jaime Picher, tendrá que acudir a declarar en calidad de imputado a los juzgados de Nules el próximo 7 de julio dentro del procedimiento abierto por los vertidos fecales que llegaban al mar en la zona de Camí de Cabres y que fueron denunciados por los vecinos en su día ante el Seprona. Como parte de la investigación judicial abierta también se ha llamado a declarar al exalcalde José Vicente Isach, al actual concejal de Medio Ambiente, Manuel Martínez y a una técnico del consistorio.

El proceso se inició en abril de 2013, tras la denuncia vecinal y la toma de muestras de los vertidos, por los que ya declararon como perjudicados en su momento los vecinos aunque finalmente no llegaron a personarse como acusación particular.

El consistorio emitió ayer un comunicado informando de la citación judicial al alcalde por «un tema relacionado con la falta de capacidad de la actual depuradora para sanear las aguas» aunque sin concretar el delito concreto que se le imputa al edil.

En el comunicado se destaca que Picher tomó posesión como alcalde de Moncofa en junio de 2011 cuando los vertidos ya llevaban produciéndose años. «Desde el mismo momento en el que fue informado de la problemática que sufría el municipio, desde hace más de 10 años, inició diferentes gestiones y trámites que han llevado a la reanudación de las obras de la nueva depuradora las cuales se prevé que estén concluidas a finales del mes de mayo de este año», destacaron ayer fuentes municipales en el comunicado en el que recordaron las medidas puestas en marcha para mitigar el efecto de los vertidos hasta que la planta esté en funcionamiento.

En la nota, se asegura además que el alcalde está «tranquilo y convencido de que ha obrado correctamente». Desde el consistorio se informa que darán más detalles una vez conozcan el alcance de la citación la próxima semana.

Destacar que los vertidos que se producían en la zona de Camí de Cabres han sido uno de los puntos más problemáticos y que han centrado los esfuerzos del gobierno de Jaime Picher a lo largo de los cuatro años de mandato, pues las denuncias de los vecinos, no solo judiciales, han sido constantes.

La problemática, además de a los juzgados, ha llegado a la Conselleria de Agricultura, a la CHJ o incluso al Parlamento Europeo donde sigue abierta la queja en la comisión de Peticiones hasta la conclusión de la depuradora. Los vecinos también llegaron a realizar campañas informativas, protestas, colgaron pancartas y además realizaron múltiples asambleas y debates.

Las citaciones judiciales llegan cuando el problema está ya en vías de solución, pues primero se acotó la zona con carteles de prohibido el baño, para posteriormente conseguir el dinero para poder terminar con las obras de la nueva depuradora, paralizadas por impagos. Los trabajos ahora están en marcha y está previsto que acaben en mayo. Finalmente también se optó por utilizar la antigua depuradora que se sobrepasaba provocando los vertidos como zona de almacenaje y desde ahí llevarse el agua con cubas hasta otras depuradoras.

Desde la Asociación de Vecinos, su presidente Juan Sevilla, aseguró «desconocer» en qué momento estaba la denuncia interpuesta en su día «pues acudimos en su día como testigos y decidimos al final entre otras cuestiones no personarnos como acusación particular visto que los problemas se estaban solventando y se estaba trabajando en solucionar los vertidos».

Compartir el artículo

stats