Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alerta en la AP-7 de Castelló por robos en vehículos tras pinchar las ruedas

Dos coches sufren en un mes a la altura de Benicarló el asalto por parte de una banda de atracadores

Alerta en la AP-7 de Castelló por robos en vehículos tras pinchar las ruedas

Alerta en la AP-7 de Castelló por robos en vehículos tras pinchar las ruedas

Los usuarios de la AP-7 de la provincia de Castelló vuelven alertar de robos a pesar de las últimas operaciones de la Guardia Civil en las que han desarticulado bandas organizadas. Un matrimonio de suizos con su bebé han sido atracados después de que les pincharan las ruedas en el área de servicio cercana a Benicarló. Se trata del segundo caso este mes.

Una empresa de grúas del Maestrat se está prácticamente convirtiendo, por su labor solidaria con las víctimas de robos en autopista, en una ONG. Grúas Sedi retiró el viernes un vehículo de alta gama con matrícula suiza de un matrimonio que viajaba con su bebé y fue víctima de un robo en tránsito por la AP-7. La firma les reservó un hotel a su cuenta y financió su estancia mientras las víctimas recibían dinero para solventar este contratiempo en un pueblo desconocido y con el susto en el cuerpo.

La actuación es propia de la conocida como banda de los peruanos, famosa por sus robos en la autopista tras pinchar las ruedas de sus víctimas para posteriormente asaltarlos en la cuneta y robarle sus pertenencias, según fuentes policiales. Estos robos suelen ocurrir en la AP-7 en dirección Valencia, a la altura del área de servicio de Benicarló.

«Les robaron todo lo que llevaban, equipaje, documentación y dinero, tan solo les dejaron el carrito del bebé», explicaron quienes les atendieron en un primer momento.

Es el segundo robo que se produce en esta zona en poco tiempo durante este mes, después de una serie de operaciones de la Guardia Civil del grupo especializado que acabó con la detención de varias personas que operaban en el este peninsular desde Francia hasta Andalucía. En esta ocasión el matrimonio suizo se trasladaba hacia Almería, donde partió ayer después de pasar una noche en un hotel de la localidad, donde recibieron la solidaridad de los vecinos.

Compartir el artículo

stats