Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vida en verde

En busca del pájaro perfecto

La genética tiene un papel fundamental y los criadores han de tener nociones a la hora cruzar a las aves

En busca del pájaro perfecto

En busca del pájaro perfecto

La Asociación Ornitológica «Pájaros» de Castelló lleva más de medio siglo fomentando la cría de aves, principalmente canarios. Se trata de una afición que requiere dedicación y ciertos conocimientos de genética, ya que la pureza de la raza es fundamental para obtener un buen ejemplar.

La entidad dispone de 70 socios que se reúnen los martes y viernes en su sede de la calle Gual para intercambiar conocimientos. Además, dispone de un economato donde adquirir productos. Los socios se dedican a la cría de canarios exóticos, especies psitácidas (loros, cotorras, cacatúas, papagayos, periquitos...) y fauna europea (jilgueros, verderones...). Trabajan con aquellas especies que destacan por su estética (color y forma), mientras que hay otra asociación en Castelló («La Lledonera») centrada en el canto.

Los integrantes de «Pájaros» se dedican principalmente a la cría del canario, lo que implica zambullirse en un universo de grupos y subgrupos. Los canarios de color se dividen en dos categorías: los lipocrómicos, cuyos tonos básicos son el amarillo, rojo y blanco; y los melánicos, que son aquéllos en los que la presencia de melanina en la pigmentación del plumaje otorga los colores marrones, verdes, castaños y grises. Por su parte, los llamados canarios «de forma» presentan una determinada morfología externa y se tiene en cuenta la postura que adoptan al posarse sobre la percha de la jaula.

El presidente de la asociación, José Antonio Cueva, explica que la clave de la cría reside en la genética, por lo que hay tener algunas nociones a la hora de realizar los cruces para que el resultado sea el esperado. También hay que tener en cuenta el el problema de la consanguinidad. «Cuanto más depuramos la raza, más débil se hace y nos acarrea problemas de fecundidad», explica. Así mismo, en la cría hay que cuidar la higiene y el aspecto sanitario para que prevenir plagas e infecciones. El presidente de la asociación destaca que se trata de una afición que «muy gratificante cuando se obtienen resultados». Además, la cría en cautividad contribuye a la conservación de especies amenazadas.

Compartir el artículo

stats