Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Castelló congela impuestos en el primer presupuesto «realista» en 24 años

El equipo de gobierno no prevé ni un euro por venta de patrimonio «porque no hay ofertas», frente a las «mentiras estructurales» con el PP, que incluyó por este concepto 55 millones «de los que no se ingresó nada»

De izquierda a derecha, Enric Nomdedéu, Amparo Marco y Toni Lorenzo, ayer en el consistorio municipal.

De izquierda a derecha, Enric Nomdedéu, Amparo Marco y Toni Lorenzo, ayer en el consistorio municipal. amparo navas

El presupuesto municipal para 2016 baja respecto al del presente ejercicio, pero porque ya no se incluyen «las mentiras estructurales» que se han integrado en las cuentas municipales de los últimos 24 años bajo mandato del PP. Es la reflexión que realizaron ayer la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco; el vicealcalde y portavoz, Enric Nomdedéu, y el concejal de Hacienda, Antonio Lorenzo, en el desglose de los presupuestos municipales para el próximo año, que alcanzan los 159 millones frente a los 163 de 2015.

La alcaldesa, tras agradecer el apoyo de Castelló en Moviment , dejó claro que se estaba presentando «por primera vez un presupuesto de verdad en este ayuntamiento, prudente, realista, social, participativo, con suficiencia financiera y voluntad inversora». Marco aseveró que «estamos ante un documento serio, un presupuesto de mínimos que no contempla ingresos o transferencias ficticias de otras administraciones que no se van a realizar, como sí que ha ocurrido en los últimos años con las inversiones autonómicas que se presupuestaban pero no se ejecutaban, lo que ha provocado que tengamos ahora mismo 8 millones de euros de deuda de la Generalitat.

Pese a todo, Amparo Marco explicó que se ha conseguido «un presupuesto inversor porque, aunque han disminuido las inversiones, de los 7,1 millones de euros presupuestados 6,1 millones son de recursos propios del ayuntamiento, por lo que el 1 de enero ya podemos empezar a ejecutar inversiones». En este sentido, Antonio Lorenzo resaltó que esta partida de 6,1 millones de euros «suma más que todas las inversiones que realizó el gobierno del PP entre 2008 y 2015 con recursos propios».

Otro aspecto destacable para el equipo de gobierno es que «para 2016 no aumentamos la presión fiscal, de hecho los impuestos directos quedan prácticamente congelados; los impuestos indirectos se reducen en un 2.48 % y las tasas y precios públicos se rebajan en un 13,48 %». Con los mismos ingresos «vamos a hacer más y también vamos a reducir la deuda con los bancos en 2 millones de euros con amortizaciones de préstamos que tenían unos intereses elevadísimos y renegociando la deuda».

Cuatro son los principios básicos: el impulso en la creación de empleo, al que se destinará 2,1 millón de euros, lo que supone un 105 % más de los presupuestado en 2015; la apuesta por las políticas de solidaridad, que se concreta en un aumento del 12,6 % en el presupuesto de Bienestar Social; la transparencia y la participación, ya que los presupuestos participativos aumentan en un 50 % pasando de 1.650.000 euros.

Patrimonio municipal

El vicealcalde y portavoz, Enric Nomdedéu, fue directo al señalar que «estamos ante los presupuestos más realistas que se han confeccionado en este ayuntamiento en los últimos 24 años». Su explicación es que se ha realizado un cambio en la estructura interna del presupuesto para acabar con las «mentiras estructurales que incluían siempre los presupuestos». Un «ejemplo claro» es que, por primera vez, el ayuntamiento «no presupuesta ni un euro por venta de patrimonio municipal del suelo, no porque no queramos vender patrimonio, sino porque no tenemos ofertas y queremos ser realistas». En este sentido, Nomdedéu y Lorenzo han explicado que en los últimos 5 años el PP presupuestó en los diferentes ejercicios un total de 55 millones de euros de ingresos por venta de patrimonio «de los que finalmente no se ingresó absolutamente nada».

Otro concepto es que se contempla, por primera vez, una partida para desarrollar un Plan Estratégico de la Ciudad. «Castelló no ha tenido nunca un plan estratégico, y hay que entender que de este plan depende todo lo que vaya a pasar en esta ciudad en los próximos años». Para que todas estas actuaciones estén coordinadas por un plan global se sacará a concurso para que lo elaboren especialistas y se contará con la colaboración de un equipo multidisciplinar de la Universitat Jaume I que está recopilando información sobre 81 indicadores de la ciudad, distrito a distrito, barrio a barrio, concluyó.

Compartir el artículo

stats