Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CSeM fuerza al bipartito a estudiar la remunicipalización de servicios

El gobierno local presupuesta 30.000 euros para analizar su viabilidad a instancias de la formación emergente - El ejecutivo ve complicado aplicarla en este mandato por la vigencia de los contratos

CSeM fuerza al bipartito a estudiar la remunicipalización de servicios

CSeM fuerza al bipartito a estudiar la remunicipalización de servicios

Castelló en Moviment ha forzado al equipo de gobierno a incluir en el presupuesto municipal de 2016 la realización de un estudio que analice la viabilidad de la remunicipalización de algunos servicios públicos municipales.

El ejecutivo local del PSPV y Compromís había eludido inicialmente incorporar este informe ya que la mayoría de contratos estará en vigor en 2016 y no está en condiciones de asumir un rescate. Pero dentro del acuerdo alcanzado con la agrupación de electores en las cuentas del próximo ejercicio, se ha avenido a añadir esta condición, subrayó el portavoz de la formación, Xavi del Señor. CS en Moviment apuesta por la reversión de los servicios locales, incluyendo las grandes contratas que se encuentran en manos privadas desde hace décadas (agua, recogida de basura y limpieza de calles). Pero asume que primero se ha de llevar a cabo un estudio técnico que fundamente los posibles cambios.

El presupuesto de 2016 contempla una partida de 30.000 que se destinará a este trabajo y a un control del cumplimiento de las actuales contratas públicas.

No obstante, la posible remunicipalización se aplaza para más adelante y desde el equipo de gobierno se ve complicado recuperar concesiones en esta legislatura por la vigencia de sus contratos. El concejal de Movilidad, Urbanismo y Servicios Urbanos, Rafa Simó, sostuvo que «pocas» adjudicaciones finalizarán en este mandato. Como ejemplo citó el contrato de la zona de aparcamiento de la ORA, que se aprobó en 2014 con una duración de ocho años. No descartó nada, pero de sus palabras se desprendió que la remunicipalización es casi inviable en estos cuatro años. El único que podría revertirse el próximo ejercicio sería el de la recaudación, cuya concesión acaba en 2016.

Asimismo, el grado de intensidad de esta medida amenaza con provocar fricciones entre el bipartito y CS en Moviment. La agrupación emergente también tiene en su mira a los grandes servicios, mientras el gobierno local señala por ahora contratos puntuales como pueden ser la recaudación, la grúa o la limpieza de acequias.

Compartir el artículo

stats