Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cercanías

El Cercanías a Castelló, marcado por retrasos e incordios

Los usuarios de los trenes de Cercanías a Castelló lamentan que la línea se vea interrumpida de nuevo por las obras del Corredor Mediterráneo - Hasta el 31 de agosto, el tramo entre València y Puçol se hará con un transbordo en autobús

València-Castelló: un viaje que empieza en tren y acaba en autobús

Olvídese de llegar a la estación, validar el billete y subir al tren. La cosa se complica si su destino es Castelló y su origen València. Desde el pasado lunes, se han retomado las obras del Corredor Mediterráneo, lo que ha provocado modificaciones en el trayecto y que los usuarios deban hacer una parte de él, de València a Puçol y viceversa, en autobús.

Mientras duren las obras para implantar el ancho de vía internacional, que Adif prevé que finalicen el 31 de agosto, los trenes de Cercanías, Cercanías,AVE, a su paso por este tramo.

Ayer, Levante-EMV realizó el trayecto completo de ida y vuelta junto a varios usuarios, que mostraron dos puntos de vista diferentes: por un lado, la paciencia y resignación de aquellos que descubrieron los cambios de forma casual, ya que realizaban un viaje puntual; y por otro lado, el hartazgo y la indignación de quienes son viajeros diarios, que aseguraban haber tenido un «dejà vu», ya que no es la primera vez que el servicio es interrumpido por obras en los últimos años.

En total, el viaje -con transbordo y esperas incluidas- duró 95 minutos de València a Castelló y 90 minutos a la vuelta, entre las 12.40 y las 15.45 horas. Más ágil de lo previsible pero desesperante para aquellos viajeros diarios que, además, se desplacen a hora punta y necesiten puntualidad.

Y es que, como recuerdan algunos, hace pocos años y antes del AVE, el viaje era de tan solo 50 minutos.

«Ya he vivido esto hace unos años y para los que trabajamos es un rollo, porque siempre llegamos tarde. Tendré que coger el coche, porque así es imposible; tengo que salir dos horas antes, pero pago lo mismo. O te acostumbras o te buscas la vida...», lamenta Susana Castelló, vecina de Sagunt y trabajadora en València. «La otra vez hubo gente de varias empresas que contrataron autobuses para ir a trabajar», recuerda.

Miguel Selma también se desplaza todos los días a València. «Mi conclusión es que el tiempo del pueblo no vale nada y solo servimos para pagar, porque hace unos meses acabaron unas obras y ahora volvemos a empezar y supongo que habrá más retrasos... Pienso que lo podrían haber hecho a la vez», opina. Para él, las obras se traducen en «retrasos e incordios».

Lo mismo piensan Félix Benítez y Maria Elena Romero, de Vila-real. «Provoca mucha molestia y pérdida de tiempo, porque el trayecto se alarga, pero ¿qué vamos a hacer? Teníamos que ir a València para hacer unos trámites personales», explican dirección a Castelló.

También coincide Saloua El Ammouri, a quien hacer el trasbordo le resulta «un poco pesado». «Creo que en València no estaba muy indicado dentro de la estación, hasta que no he salido fuera y he visto autobuses, no sabía qué hacer. En Castelló había más trabajadores dando indicaciones», considera.

Por otro lado, Olga Otero, vecina de Faura, se mostraba comprensiva con la situación. «Si es necesario, los arreglos deben hacerse, hemos viajado bien y estoy conforme con las medidas», asegura. Amparo Carbó también destaca el hecho de que «por lo menos nos llevan a la estación, aunque sea más cómodo viajar en tren». Asimismo, si no se alargan las esperas -ayer fueron de 10 minutos en el transbordo- la situación tampoco molesta a Romina de la Quintana ni a Estíbaliz Tébar.

Según relatan estos y otros viajeros, el servicio que ofrece la línea de Cercanías C-6 de Renfe, se ha deteriorado con el tiempo debido, en parte, a la prioridad que tienen los convoyes de Alta Velocidad. Es habitual, como indican, que los cercanías deban esperar su paso para proseguir su camino.

Desde Renfe recuerdan que en los trayectos por carretera no es posible viajar con animales ni con bicicleta, y que los billetes de Cercanías sirven para los trenes Media Distancia. Este verano también ha modificado el horario de las líneas que van a Cataluña, Aragón y Murcia.

Compartir el artículo

stats