30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Compromís per Vinaròs lamenta el 'Caso Moliner' pero asegura el pacto de gobierno

La ejecutiva local deriva en los estatutos del partido las acciones disciplinarias y elige a Paula Cerdà como su sustituta

La ejecutiva local de Compromís per Vinaròs lamentó ayer los hechos acontecidos en relación con su candidato Jordi Moliner y el desajuste en la cuenta del Consell Local Agrari. Esta ejecutiva local, en un comunicado emitido ayer tras la asamblea, celebrada la noche del miércoles, informó que desde el primer momento se ha trasladado el caso a la dirección nacional del Bloc y de Compromís, «que es la encargada del seguimiento de la problemática generada y considerará las actuaciones pertinentes de acuerdo con los estatutos y procedimientos reglamentarios estipulados en el partido y en la coalición».

Asimismo, asegura la asamblea que «la dirección local de Compromís acepta la voluntad de Jordi Moliner de apartarse de los cargos públicos y orgánicos del partido». Cabe recordar que Moliner, aparte de anunciar que no recogerá el acta de concejal, ha dimitido de su condición de vocal de la ejecutiva local de Compromís per Vinaròs, así como de sus portavocías y del cargo de secretario comarcal de Compromís.

En lo referente a quien sustituirá a Moliner en la nueva corporación municipal, donde Compromís obtuvo un edil en la persona de Moliner, la decisión ya está tomada: será la número dos, Paula Cerdà, pese a que se había aventurado la opción del número tres, el que fuera senador Jordi Navarrete. Este relevo lo aprobará esta semana la asamblea local de Compromís y lo ha de ratificar después la ejecutiva local.

Asimismo, según indicaron, la ejecutiva local de Compromís, «velará para que el gobierno del cambio continúe en Vinaròs con las fuerzas progresistas en el ayuntamiento, para seguir trabajando por la ciudadanía».

Por último, la ejecutiva local pide que «Moliner resuelva la situación en caso de que los hechos se demuestran en las entidades pertinentes en relación a la cuenta del Consell Local Agrari».

«Elecciones viciadas»

La candidata del Partit de Vinaròs Independent, María Dolores Miralles, aseguró ayer que, a su juicio, «las elecciones han sido viciadas». Miralles se preguntó «si los resultados hubieran sido diferentes de haberse sabido antes de los comicios» y exigió «responsabilidades». Por ello, acusaba de falta de transparencia al alcalde Enric Pla (TSV) por no informar antes de las elecciones a los partidos de la oposición. De ahí que la candidata del PVI exigiera responsabilidades al equipo de gobierno, «al haber sido conscientes de que estaban escondiendo información al pueblo de Vinaròs antes de las elecciones».

Durante una comparecencia, Miralles manifestó que «la situación es muy grave y estamos indignados porque creemos que las elecciones del 26 de mayo han sido viciadas. Lo decimos porque el 13 de mayo ya hay un decreto de alcaldía que explica que la secretaria del Consell ya informó de que había 51 reintegros no justificados en la cuenta por un importe de 9.260 euros en esta cuenta. El 17 de mayo teníamos una comisión económica pero no se nos informó a nadie de nada en ningún momento, y sabemos que el alcalde se lo comunicó al equipo de gobierno el 20 de mayo, cuando a los partidos de la oposición lo hizo el 28 de mayo».

Celeridad en el 'Caso Moliner'

El alcalde aseguró que los trámites realizados en el llamado caso Moliner se han realizado con la máxima celeridad. Pla informó que «nadie puede pensar que se pueda realizar un dossier para remitir a la Fiscalía con todos los datos en menos de una semana. En ningún momento ha habido ningún cálculo electoral, y queda desvaído cualquier argumento en este sentido. A nadie le interesaba más que a mí que este tema se aclarara con la máxima rapidez».

Compartir el artículo

stats