14 de octubre de 2012
14.10.2012

Los bancos aún reclaman los préstamos de la "pantanada" a 400 personas tras 30 años

Aspertous pide que se archiven los préstamos para "dar por cerrado un capítulo negro de la historia"

16.10.2012 | 03:12

El desmoronamiento de la presa de Tous como consecuencia de las lluvias torrenciales, que causó la muerte a 9 personas y cuantiosos daños materiales, cumplirá el 20 de octubre treinta años, si bien aún hay afectados con problemas para afrontar las deudas que contrajeron por la catástrofe.
Son unas 400, según Benjamín Lafarga, portavoz de Aspertous, las personas a las que se sigue reclamando un préstamo concedido hace 30 años, muchas de las cuales son gente mayor y con una pensión muy ajustada. El portavoz de Aspertous ha reclamado que estos afectados reciban una carta que acredite que el préstamo que obtuvieron hace 30 años está archivado, y ha lamentado que no se solucione "definitivamente este problema y se dé por cerrado un capítulo negro de la historia".
Poco después de las siete de la tarde del 20 de octubre de 1982, las lluvias torrenciales que dejaron hasta mil litros por metro cuadrado reventaron el embalse y las aguas desbordadas del Xúquer inundaron la Ribera, hasta alcanzar los 9 metros en Sumacàrcer y los 5 en Carcaixent y Alzira. La catástrofe, conocida como la "pantanada" de Tous, dio pie a un sumario que alcanzaría los 50.000 folios, y los 33.000 damnificados constituyeron varias asociaciones, como Afiva y Apemeda.
El Gobierno de Felipe González acordó unas primeras indemnizaciones. El denominado caso Tous se prolongó hasta 1997, cuando, tras 4 juicios, el Tribunal Supremo declaró la responsabilidad patrimonial directa del Estado por funcionamiento "anormal" del servicio público en las actuaciones que determinaron la rotura de la presa, y condenó al Estado a indemnizar a los recurrentes. En 1993 y en 1995 se promulgaron sendos reales decretos leyes por los que los damnificados que se acogieron a ellos, unos 1.100, recibieron ayudas para pagar los préstamos, a cambio de renunciar a la vía judicial.
En 2002 las asociaciones de damnificados se disolvieron y se paralizaron los procesos judiciales. Pero en 2006 el Instituto de Crédito Oficial reclamó la devolución de los préstamos y de sus correspondientes intereses (más de 22 millones). Por ello, en 2007 se constituyó Aspertous para exigir la condonación de los préstamos concedidos tras la catástrofe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine