19 de noviembre de 2012
19.11.2012

«Habrá despidos en los ayuntamientos que dedican más del 50 % a personal. Es insostenible»

Elena Bastidas es Presidenta de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias y alcaldesa de Alzira. Firme defensora del municipalismo, Bastidas (PP) habla sin eufemismos de la situación «terminal» de los ayuntamientos valencianos por la falta de liquidez y la deficiente financiación. Muchos están dejando de prestar servicios, reconoce.

22.11.2012 | 02:55
Elena Bastidas, alcaldesa de Alzira y presidenta de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias.

¿Con la que está cayendo la frase de que los ayuntamientos son los hermanos pobres de la administración se queda corta?
Si tenemos en cuenta lo que ha sido la evolución de la financiación de los ayuntamientos desde que se aprobó la Constitución sí es cierto ese comentario. La financiación de las comunidades autónomas se ha ido incrementando sustancialmente y, por contra, lo que ha sido la mejora en los entes locales en 30 años ha sido sólo de un 1 %. En términos porcentuales es irrisorio, teniendo en cuenta que los servicios han ido en aumento. Es verdad que estamos en una situación muy crítica, en términos de financiación muy complicada, y espero que la nueva ley de reforma local y con la posible modificación de las haciendas locales se pueda corregir esta injusticia histórica.

¿Cuál es la situación actual de los ayuntamientos valencianos?
Estamos en la UVI. No hemos mejorado la financiación, pero sí ampliado competencias impropias que cuestan a los ayuntamientos valencianos 1.000 millones de euros. A todo esto añadimos una merma de los ingresos: De un lado, por la participación de los ingresos del Estado y, de otro, por la reducción en un 50 % en el mejor de los casos, de lo que ha sido el grueso de la financiación de los ayuntamientos en los últimos diez años gracias al boom inmobiliario. Todos los impuestos municipales o tasas han sido los mismos, mientras que los gastos han crecido. Todo esto nos deja en una situación terminal. Urge que nos insuflen la suficiente liquidez y financiación para prestar los servicios.

¿Se podría llegar al extremo de que haya ayuntamientos que tengan que bajar la persiana?
Yo creo que esta situación no es precisamente imaginaria. Ya hay algunos ayuntamientos que se encuentran en una situación de asfixia. Desgraciadamente ya hay muchos servicios que algunos ayuntamientos están dejando de prestar, algunos esenciales. Esa situación de bajar la persiana que supone que ni siquiera se pueda atender el pago de la nóminas se puede producir. En algunos ayuntamientos ha habido ya retraso en los pagos de las nóminas. Es el primer aviso; el siguiente será que pasen meses consecutivos sin poder pagar y eso aboque a una situación más grave de lo que ahora son sólo señales de alarma.

¿La solución son los Expedientes de Regulación de Empleo?
Ya se están haciendo ERE encubiertos. Hay una legislación estatal que nos prohíbe crear una oferta pública y sólo nos deja cubrir la reposición de agentes cuando el ayuntamiento tenga superavit , y yo conozco pocos. En personal no podemos crecer, lo cual está bien porque tenemos que redimensionar nuestra estructura administrativa a la realidad actual. Todos hacemos ERE encubiertos. Intentamos no prolongar la jubilación más allá de los 65, las contrataciones temporales no las cubrimos, se amortizan plazas de algunos interinos... Son medidas de ahorro que desde hace años algunos ayuntamientos estamos adoptando. Quizá no son ERE en el sentido estricto, pero sí ajustes de plantilla.

El Gobierno ha facilitado legalmente la aplicación de ERE en las administraciones. ¿Habrán despidos masivos en los ayuntamientos como ha ocurrido en el sector público de la Generalitat?
Yo creo que esa situación se puede dar. Ahora estamos asistiendo a pequeños ajustes, pero evidentemente los ayuntamientos que tienen unos gastos en capítulo I que en muchos casos llegan al 50 % de unos presupuestos de guerra es absolutamente insostenible. Esos capítulos se van a tener que ajustar y algunos alcaldes van a tener que tomar medidas drásticas como los despidos. Las pequeñas medidas se van a quedar cortas sobre todo en esos ayuntamientos que se acercan al 50 %.

¿Al margen del personal es factible hacer más ajustes en el gasto en los ayuntamientos?
En los gastos corrientes se han hecho auténticas virguerías y se ha agudizado el ingenio. La ley valenciana de régimen local nos permite mancomunar servicios. Ha incentivado medidas de ahorro trabajando en economías a escala. Algunos casos corrientes son insostenibles, por eso hay que priorizar los gastos. Los primeros son los de servicios sociales, los de empleo y los más prescindibles son los de fiestas los de cultura. ¿Se pueden hacer más ajustes? Si, algunos, pero no muchos más. Solo queda renegociar contratas como el agua o la basura, reducirlas o aplazar los pagos.

De hecho, en algunos municipios ya es visible estos recortes...
Es así. Mi ayuntamiento ha reducido 500.000 euros la contrata de basura, lógicamente a costa de sacrificar servicios. Lo estamos haciendo todos. La inmensa mayoría de ayuntamientos ha renegociado su contrata de basuras. ¿A costa de qué? De reducir plantilla y periodicidad en el servicio. Pasa con la basura y con la inmensa mayoría de los servicios.

Imagino que las quejas de los ciudadanos habrán aumentado.
Sí. Hemos vivido muy bien en los últimos años. Hemos tenido que hacer residencias, guarderías, dar un montón de servicios no siendo nuestra competencia. Ahora no podemos sostenerlos. Pero lo hemos hecho muy bien, con buena intención.

¿Y el ciudadano entiende que ahora le cierren una residencia o una piscina? ¿Los alcaldes se sienten incomprendidos?
En algunas ocasiones, sí. Todos somos responsables de haber generado la cultura de querer de todo en nuestros municipios: Una piscina, una casa de la cultura, un teatro, un auditorio, un archivo. Todos hemos tenido esa aspiración por atender correctamente a nuestros ciudadanos. Llega un momento que no se puede sostener. Por eso hay que mancomunar servicios. ¿Eso que significa? Que si yo abro la piscina, el de al lado tiene que cerrar; juntarnos para hacer economía de escala. Eso los ciudadanos no lo entienden.

¿También los ayuntamientos han vivido por encima de sus posibilidades?
Sí, también los ayuntamientos, aunque yo siempre parto de una buena intención, de querer dar de todo a nuestros ciudadanos. Pero es verdad que ahora tú no le puedes hacer entender a un vecino que para ir a la piscina tiene que ir al pueblo de al lado, aunque el vaya una vez a la semana. Hay que invertir esa cultura de que lo mío es mío y de nadie más.

¿El horizonte pasa entonces por cerrar piscinas?
Ya se están cerrando piscinas, bibliotecas o abriéndolas en horarios distintos.

El problema será quién cede y renuncia a la instalación.
Todos tenemos que tener altura de miras y los alcaldes han de pensar que toda la tarde no pueden abrir una biblioteca. Abrir es luz y la luz es una sangría constante en los ayuntamientos. Habrá que mancomunar y hacer economías de escala. Es el futuro y cuanto antes trabajemos en mentalizar a la gente, mejor.

La FVMP recomienda que ningún alcalde cobre más que el presidente de la Generalitat¿Le hacen caso?
Creo que se han ajustado bastante. Había un borrador por parte del Gobierno que hablaba de bajar el sueldo el 0,6 de la masa salarial. Eso despertó malestar en los partidos políticos porque hay que tener en cuenta que la inmensa mayoría de alcaldes y concejales no cobran. En la C. Valenciana, el 60 % no tienen retribución. Yo defiendo que nadie debe cobrar más que el presidente de la Generalitat. Podemos recomendar, establecer criterios, pero también hay que respetar la autonomía municipal. Es que al final nos van a tutelar para todo, hasta en lo que tenemos que cobrar. Ese intervencionismo de la Administración del Estado en algunos casos se hace asfixiante. Al final quienes juzgan son los ciudadanos. Si creen que cobra mucho lo castigarán en las urnas. Si nos van a decir lo que tenemos que cobrar y hasta el horario que tenemos que hacer nos están tratando no como al hermano pobre de la administración, sino como al tonto.

Imagino que no debe ser fácil obligar a Rita Barberá a que se baje el sueldo.
Hacemos recomendaciones y en la autonomía local cada uno valorará lo que se ajuste a sus interés políticos y electorales. Al final somos como gerentes de una empresa. Si haces una buena gestión y tus clientes están satisfechos, pensarán que estás bien pagado.

¿Sobran alcaldes, concejales, o ayuntamientos en la C. Valenciana?
Está claro que hay ayuntamientos pequeños que tienen que delegar necesariamente los servicios en mancomunidades, pero suprimirlos puede ser un ataque a su historia, a su personalidad, a su idiosincrasia, es delicado por qué es difícil saber donde pones el límite. En la Comunitat Valenciana el 70% de los ayuntamientos tienen menos de 5.000 habitantes con lo que corren serio riesgo de desaparecer. Vi algún borrador del ministerio que decía que incluso con menos de 20.000 habitantes tendrían que eliminarse. No soy partidaria de la supresión de ninguno.

¿Qué opina de la propuesta de reducir un 15 % de concejales?
¿Esa medida es la panacea ? Es ridículo pensar que se reduzca un 15 % de concejales va a suponer que superemos la crisis. Si la mayoría no cobra, dónde están las mejoras. Yo creo que hay que ir al grueso, a la estructura.

¿Deben reforzarse el papel de las diputaciones o suprimirse?
Siempre he tenido claro que las diputaciones tienen un papel fundamental en los municipios más pequeños. La diputación es un mecanismo adecuado para los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes presten un servicio que de otra manera seria imposible.

Siglas al margen ¿Por qué cree que todos los políticos se llenan la boca defendiendo el ámbito municipal y cuándo llegan a responsabilidades de gobierno se olvidan de los ayuntamientos?
(Risas) Es una buena pregunta.
En Francia para ser presidente de la República hay que pasar por un ayuntamiento, aquí en España debería también ser obligatorio. Quien no ha pasado por la administración municipal no es capaz de dimensionar adecuadamente lo que hacen y el papel esencial de los ayuntamientos. A mí me gustaría que todos los políticos que tuvieran ciertas responsabilidades pudieran pasar por un ayuntamiento y se dieran cuenta. La sensibilidad y el punto de vista que te da haber sido alcalde no lo adquieres ni con 25 doctorados. En Valencia hemos tenido suerte porque todos los presidentes han pasado por la administración local. A Fabra no tengo que explicarle nada, el entiende el problema porque ha sido alcalde.

Sí, pero tampoco parece que el problema local haya sido una prioridad para todos ellos.
Si llevamos 30 años y no se ha mejorado la financiación local es porque es verdad, no voy a decir lo contrario. Supongo que se ven las cosas de otra manera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2019/20

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.