Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Me puse nerviosa y he sacado un tres»

«Los alumnos a los que se les quitó la calculadora gráfica han sacado entre 1 y 3 puntos menos que su media de Bachillerato»

La prohibición de la calculadora gráfica en la prueba de Matemáticas II en el selectivo afectó, además de los alumnos de los IES La Marxadella y Veles e Vents de Torrent, a Sara Pérez, una alumna del IES Ravatxol de Castellar (Valencia) a quien el tribunal número 1 de la Universitat Politècnica de València (UPV) le retiró la calculadora gráfica con el examen ya empezado.

Sara, que tiene en Bachillerato una media de 7 en Matemáticas, no ha aprobado el examen. «Perdí mucho tiempo mientras decidían si me devolvían o no la calculadora, son cosas que no te esperas porque estaba claro que la podía usar. Al quitármela y no poder comprobar los resultados, me puse nerviosa y he sacado un tres». Ha reclamado a la UPV poder repetir la prueba en igualdad de condiciones que el resto, pero no ha recibido contestación. «No voy a ir al juzgado, ya no me voy a mover más. Quería hacer Ingeniería Multimedia en la Universitat de València, pero no me llega la nota así que tendré que hacer Informática. Me siento decepcionada porque estaba en mi derecho de usar la calculadora gráfica y no me han dejado».

Fuentes del Departamento de Matemáticas del IES Veles e Vents revelan que alumnos «con una media de Bachillerato de 8,5 y 9 en Matemáticas, tras la retirada de la calculadora gráfica se pusieron nerviosos y en el examen han sacado entre 1 y 3 puntos menos, lo cual supone perder una o dos décimas en su nota de acceso a la universidad». Una caída que puede privarles de acceder a la carrera deseada.

Compartir el artículo

stats