Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guerra al estereotipo de la cofia

En busca de la imagen de la enfermería

La Conselleria de Sanidad incluirá a partir de verano en su red telemática la imagen ganadora del concurso de ideas que busca un icono que represente a estos profesionales

En busca de la imagen de la enfermería

En busca de la imagen de la enfermería

­¿Tiene que sonreír una enfermera para inspirar confianza a los pacientes? ¿Con qué tipo de imagen se puede identificar a este colectivo sanitario de hombres y mujeres? ¿Qué icono universal podría reflejar los cuidados que a diario prestan estos profesionales a los enfermos? La respuesta se dará a conocer a mediados de mayo, una vez se desvele la imagen ganadora del concurso de ideas que ha convocado el Consejo de Enfermería de la C. Valenciana y la Conselleria de Sanidad para dotar a la enfermería de una nueva representación gráfica para acabar de una vez por todas con el rancio concepto de que la cofia y la cruz roja son sinónimos de la responsabilidad y el quehacer cotidiano de este colectivo sanitario.

El plazo de presentación de trabajos finaliza el 8 de mayo y la imagen ganadora será utilizada en la red telemática de la Generalitat.

La aparición esta semana en el hospital de Sagunt de la lámina retro de una mujer que habla por teléfono ataviada con el tópico y típico uniforme de enfermera de las películas de los años 50 movilizó a los profesionales que inmediatamente exigieron la retirada del cartel, al considerarlo «sexista y trasnochado».

A la voz de los colegios y del sindicato de enfermería Satse se sumó la de CC OO que reclamaron la eliminación del póster con el que se quería informar del nuevo número de teléfono de la centralita del hospital del Camp de Morvedre.

«Ni una enfermera es una telefonista, ni lleva cofia. ¡Con lo que nos costó quitárnosla, solo faltaba esto ahora!», declaró un profesional.

En 2011, una sentencia del Tribunal Supremo erradicaba para siempre la obligatoriedad de uniformar a las enfermeras con la cofia, el delantal y la falda, tal como pretendía la dirección de una clínica privada de Cádiz contra la que se sublevaron las sanitarias.

Otro episodio innoble hacia la profesión lo protagonizó en 2005 Corporación Dermoestética en el anuncio de su salida a Bolsa, que ilustró con un coro de mujeres ataviadas con el socorrido atuendo enfermeril y que fue calificado de «caduco, obsoleto, sexista y machista» por el entonces Síndic de Greuges Bernardo del Rosal.

Por otra parte, el nuevo concurso de ideas para seleccionar la imagen de la profesión obligará a la Conselleria de Sanidad a retirar el famoso cartel de la sanitaria con cofia que pide silencio con un dedo apoyado en la boca y que todos los ciudadanos han visto innumerables veces colgada en centros de salud y hospitales.

Compartir el artículo

stats