Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Muralista

Arte para dar vida a los muros del mundo

La valenciana Julieta XLF se ha convertido en un referente internacional con sus murales que cubren espacios urbanos en ciudades de Europa y hasta en Perú

Arte para dar vida a los muros del mundo

Arte para dar vida a los muros del mundo

En las calles de nuestras ciudades cada vez existen más intervenciones que son reflejo de un arte urbano que está creciendo. Entre estos trabajos destacan desde hace una década las creaciones firmadas por «Julieta XLF», con un estilo propio fácilmente reconocible, en el que predominan el optimismo, la fantasía y su compromiso con la sociedad. Desde el año 2004 se pueden encontrar sus obras „cargadas de un aura positiva y crítica„ en espacios públicos, no sólo de Valencia y la comarca de l´Horta (Torrent y Albal), sino también de ciudades de Alicante, Madrid, Baleares, Extremadura o La Mancha, y en países como Francia, Italia, Portugal, Bélgica, Inglaterra, Chile, Argentina, México, Bolivia o Perú. Por otro lado, particulares reclaman sus trabajos e incluso ha recibido encargos de algunas instituciones.

La autora de estas pinturas murales no es otra que Julieta (Valencia, 1982), una licenciada en Bellas Artes y Especialista en Ilustración por la Facultad de San Carlos de la Universidad Politécnica de Valencia, que decidió desarrollar su carrera artística en este campo que cada vez está más reconocido.

Como recoge en su biografía Belén García Pardo, fue premio Obra Seleccionada, XXXV Premio Bancaja de Pintura, Escultura y Arte Digital (2008), así como Premio adquisición de obra XXI Bienal de Pintura Vila de Paterna (2006). Además, participa activamente en certámenes, exhibiciones y convocatorias de arte urbano y arte callejero en la Comunitat Valenciana y en países como Italia o Perú. También ha realizado exposiciones individuales y colectivas en Francia y Estados Unidos, además de otras en la ciudad de Valencia y la comarca de l´Horta.

Julieta comenta que inició su andadura en el arte urbano sin decidirlo; simplemente reconoce que «todo empezó saliendo a pintar con amigos» y en esta disciplina ha encontrado un aliciente que le mueve, le llena y le hace sentir viva, consecuencia del colorido de sus obras que estimulan sus sentidos. Manifiesta que su principal motivación es sobretodo pintar en la calle, ya que «si no todo pierde sentido, la sensación de libertad de poder moverme y expresarme, de ser un sujeto activo, incluso invasivo».

Respecto a lo que pretende expresar en sus obras, manifiesta que su mayor deseo es que su trabajo no deje indiferente, «que guste o disguste por el motivo que sea, pero que nos haga pensar sobre lo que queremos y no queremos en nuestra ciudad. Si puedo generar alegría y sacar una sonrisa o mover las emociones del que lo ve, mejor todavía», que es la reacción que suelen causar sus trabajos al público.

El arte urbano, a diferencia de otras formas de expresión artística le aporta movimiento, «la tercera dimensión, la interacción con el espacio, el entorno y su gente. Cada lugar es una historia, una aventura», según la artista. En esta tarea «todo influye, el lugar, lo que hacemos, es el resultado de un conjunto de circunstancias», explica. Julieta tiene predilección por «los lugares abandonados y decadentes» ya que le sorprenden. «Me fascina imaginarlos cómo fueron, descubrirlos,?» lo que revela su capacidad de percibir y transmitir sensaciones del ambiente que le rodea.

Creaciones efímeras

Una disciplina, el arte urbano, que es efímera lo que ella tiene presente cuando crea porque para Julieta esto «es consecuencia del paso del tiempo que también afecta a las personas». De hecho, valora de forma positiva este aspecto porque «a nivel personal, me ayuda a trabajar el desapego». «Me gusta ser consciente de la impermanencia de las cosas, que la vida me sorprenda y que la ciudad esté viva, que los murales se deterioren y cambien», reconoce.

Los seguidores de esta brillante muralista, cuya obra recibe una gran aceptación del público, consideran que ha ayudado a cambiar el concepto que muchas personas tenían del arte urbano, para entender que es algo que, además de subversivo, puede ser verdaderamente crítico y que puede contribuir a mejorar nuestras ciudades conceptual y físicamente.

Compartir el artículo

stats