Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ajustes

PSPV y Compromís, estrategias cada vez más lejanas

La coalición destapa una reunión de Oltra y Soler, pide acentuar el tono y pone condiciones al ajuste

PSPV y Compromís, estrategias cada vez más lejanas

PSPV y Compromís, estrategias cada vez más lejanas

PSPV y Compromís han evidenciado que tienen estrategias cada vez más alejadas sobre la situación económica del Consell y sus consecuencias. Los valencianistas destaparon el encuentro que el conseller de Hacienda, Vicent Soler, tendrá con la líder de la coalición, Mónica Oltra, y los socialistas intentaron quitarle trascendencia al enmarcarlo en una ronda con el resto de consellers. «No es una reunión con la líder de Compromís, es con la vicepresidenta del Consell», aseguran fuentes del PSPV. En esa línea, subrayan que Soler también se vio con el president, Ximo Puig, y que mañana se citará con el vicepresidente segundo, Rubén Martínez Dalmau (Podemos). Ningún encuentro figura en la agenda de comunicación del Consell, a pesar de hacerse pública su celebración.

Fuentes de Compromís han señalado que la cita de mañana es la primera de carácter político después de que en julio la conselleria de Hacienda se reuniera con los subsecretarios de cada departamento. Ahora se prevé bajar ya al detalle de los ajustes teniendo en cuenta los 438 millones que se barajaron en los primeros encuentros. Con todo, Compromís quiere ir más allá y espera que del encuentro salga una exigencia más firme hacia el Gobierno de España y que como condición previa a avalar los ajustes se reclamen los ingresos pendientes al ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez. También que la Generalitat se sume a la reivindicación del resto de autonomías (la mayoría del PP) sobre las transferencias pendientes.

Los socialistas están de acuerdo en mantener el tono de la reivindicación, pero apostillan a continuación que «no hay nadie delante en este momento sobre el que ejercer la presión», ya que el ejecutivo de Sánchez está en funciones y «muere» el próximo día 23. Si no hay acuerdo con Podemos, estaríamos ante un gobierno con veinte días de expectativa de vida, añaden las citadas fuentes.

La reivindicación al gobierno central la restringen al pago de las liquidaciones a cuenta del modelo de financiación. Es en este punto donde creen que se puede, y se debe, forzar la máquina.

La comisión institucional de Compromís (donde están consellers y otros altos cargos) se reunió ayer y el resultado fue un largo comunicado donde la coalición refuerza su posición independiente sobre la financiación y los ajustes. Así pide exigir al Gobierno las transferencias bloqueadas y la convocatoria del Consejo de Política Fiscal (también lo reclama el PP ). El ajuste será «el mínimo imprescindible», añade la formación de Oltra, no afectará a los servicios públicos y tampoco al personal funcionario.

Compartir el artículo

stats