Guardar cola, si la hay, en la calle. Luego, entrar al 'súper', lavarse las manos con algún gel hidroalcohólico puesto a disposición de los clientes, colocarse los guantes y coger un papel para limpiar la barra del carro de la compra. Es el nuevo protocolo establecido desde ayer por algunas cadenas de la distribución comercial, como Mercadona, en el inicio de esta segunda semana del estado de alarma en España. El principal canal de ventas de España inicia así otra fase de prevención y seguridad para protegerse del coronavirus.

En cada puerta del 'super' hay al menos una persona de la compañía cuyo encargo es velar por el cumplimiento de dichas normas. Además, desde ayer, la cadena presidida por Juan Roig ha comenzado a instalar mamparas de metacrilato de protección y separación de las cajas de pago en su red de 1.636 tiendas de España y Portugal. El objetivo es que estén implantadas en todos los establecimientos durante esta semana.

Sin duda, las grandes cadenas de supermercados e hipermercados de España como Mercadona, El Corte Inglés, Lidl, Carrefour, Alcampo o Consum, entre otras, han tenido que tomar medidas drásticas para evitar contagios por coronavirus en sus tiendas.

Mercadona obliga así a sus 'jefes' (terminología que usa para definir a sus clientes) a hacer la compra con guantes, iguales a los que se utilizan habitualmente en la sección de fruta y verdura. Estos guantes se dispensan en los accesos a los establecimientos. Y son gratis, claro.

La mercantil valenciana ha tenido que acudir a proveedores de metacrilato e instaladores de toda España para montar en un tiempo récord estas mamparas que servirán para garantizar la seguridad de sus empleados. Ayer todavía eran pocas las tiendas que tenían listo este nuevo elemento de prevención sanitaria. También Lidl ha optado por montar estas pantallas transparentes junto a sus cajas.

Mercadona modifica su horario y garantiza la distancia de seguridad

Evitar el contacto

Ir de compras debe ser una tarea donde se garantice la plena seguridad a los consumidores. Así lo reconocen algunos expertos como Rafael Herruzo, Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Este médico, en declaraciones e TVE, aseguró ayer que el coronavirus se transmite por dos vías: por las gotitas de saliva que se emiten al hablar, y en segundo lugar, por el contacto con las superficies contaminadas. En ese sentido indica que las personas no contagiadas por el Covid-19, pueden ir a comprar sin la necesidad de usar mascarilla. No obstante, recuerda que sí que deben mantener la distancia de seguridad en los supermercados.

Por eso, las cadenas de supermercados han iniciado la semana de actividad marcada de nuevo por el coronavirus con más medidas en algunas de sus tiendas. El Corte Inglés ha creado una plataforma para facilitar ese trabajo a los sanitarios a través de un número de teléfono y una dirección de correo electrónico donde recibir sus pedidos, que se les enviarán gratis a sus domicilios.

Entre otras iniciativas, hay cadenas que pretenden priorizar el servicio para las personas de mayor edad, como es el caso de Mercadona o Carrefour. De hecho, la multinacional francesa incluso en varios centros está llamando a aquellos miembros de su club de fidelización para informarles de que pueden hacer su pedido por teléfono.

El Corte Inglés ha dado instrucciones para otorgar preferencia a los mayores de 65 años y a las personas con movilidad reducida a primera hora de la mañana, nada más abrir sus instalaciones.

Menos colas en las tiendas

Los supermercados de la C. Valenciana tuvieron ayer una afluencia de clientes menor en comparación con los primeros días del estado de alarma debido a la mayor concienciación y a la limitación de aforo, según el director de la Asociación de Supermercados de la Comunitat (Asucova), Pedro Reig.

Según un informe de la consultora Gelt, realizado entre la mayoría de los consumidores españoles, se han rebajado la adquisición de aceite, preparados y papel higiénico, aunque la cerveza ha aumentado un 78% sus ventas durante la última semana.