Suscríbete Ahora

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los bares preparan las terrazas con optimismo ante su vuelta inminente

Los hosteleros creen que los clientes «están deseando volver» tras dos meses de confinamiento y ultiman una apertura por fases de sus establecimientos que llega «antes de lo previsto»

Los bares preparan las terrazas con optimismo ante su vuelta inminente

Los bares preparan las terrazas con optimismo ante su vuelta inminente

Los bares y restaurantes valencianos ya han comenzado a preparar su inminente regreso a la actividad «con optimismo» y con la decisión de potenciar el servicio de comida para llevar durante las primeras semanas de la desescalada. Los establecimientos podrán comenzar a servir comida para llevar el próximo lunes y confían en empezar a abrir una parte de las terrazas el lunes 11 de mayo. Los empresarios admiten que la reapertura por fases de sus establecimientos llega «antes de lo previsto». La patronal pidió ayer flexibilidad en la aplicación de los ERTE y el Ayuntamiento de València se comprometió a agilizar la concesión de nuevas licencias de terrazas.

El empresario Ramón Sahuquillo, propietario de tres bares en València que operan con la marca Llebeig Café, explica que ya tiene preparado el plan para la apertura por fases. «La semana que viene solo abriré un local con el servicio de comida para llevar y el lunes siguiente (11 de mayo) espero abrir una terraza con ocho mesas. Sé que al principio será poco trabajo, pero me permitirá hacer un rodaje para la reapertura con las nuevas medidas de seguridad. El segundo local lo abriré entre el 26 y el 27 de mayo, en la fase en la que podemos también dar servicio dentro en un 30 % de las mesas. El tercer bar, que solo tiene cuatro mesas en la terraza, arrancará el 8 de junio». Sahuquillo ya se ha aprovisionado de mascarillas, geles hidroalcohólicos y guantes. «Yo soy optimista. Estoy harto de los que lo ponen todo negro. Lo importante es no deshacer el camino andado en la lucha contra el virus, pero hay que volver al trabajo», sentencia.

Óscar Manchancoses, que tiene los establecimientos Bocada Bar y Jauja en el que trabajan 36 personas, abrirá sus terrazas al 30 % de capacidad el 11 de mayo. «Yo creo que la gente está deseando volver a los bares. Estamos preparados para la vuelta al trabajo», señala. Los hosteleros rechazan instalar mamparas en sus locales y prefieren reducir el aforo. «Yo soy partidario de no poner las mamparas. Lo vi en la tele y me recordó al 'vis a vis' de la cárcel. Me parece marciano», confiesa Manchancoses. El empresario afirma que «no está mal» el plan del Gobierno para la vuelta gradual a la actividad porque podrán «romper el hielo y comprobar cómo será el servicio con las nuevas medidas de seguridad».

Carlos Torres, dueño de dos restaurantes con la marca Hansel and Crêpel, confiesa su optimismo ante el regreso a la actividad, aunque es consciente de que los primeros meses «los números no van a acompañar». «Vamos a empezar con el reparto de comida a domicilio, que estrenamos este mismo jueves con Uber Eats, y después abriremos el local que tenemos en la calle Almirante Cadarso de València», indica. Torres defiende la posibilidad de aumentar el tamaño de las terrazas eliminando plazas de aparcamiento que son «improductivas». El alcalde de València, Joan Ribó, advirtió ayer que se debe mantener el equilibrio «con el uso del espacio público urbano». Y la Confederación Empresarial de Hostelería de la C. Valenciana insistió en la necesidad de reincorporar a los trabajadores que está en ERTE «de forma paulatina».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats