Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno asegura que compensará la infrafinanciación si hay presupuesto

Montero dice que ya han transferido un 20 % más

El diputado de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, levanta el dedo ante la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ayer.

Sesión doble ayer entre el Ministerio de Hacienda y Compromís. En la primera refriega, pública, en las tribunas del Congreso de los Diputados, la ministra, María Jesús Montero, aseguró al diputado valencianista Joan Baldoví que el Gobierno cumplirá «la integridad» del acuerdo de investidura entre el PSOE y la formación, siempre que haya Presupuestos Generales del Estado. Es «imprescindible», dijo la portavoz del Ejecutivo. En la segunda, a puerta cerrada, el equipo de Montero trasladó la misma voluntad de cumplir, aunque pospuso concreciones hasta una reunión técnica para ver con detalle los nueve puntos del pacto. Compromís hizo hincapié en que lo fundamental es que se compense la infrafinanciación valenciana. El acuerdo habla en su punto 1 de que los presupuestos garantizarán a la Generalitat la prestación de servicios al mismo nivel que el resto de autonomías.

Este punto es nuclear en este momento de emergencia sanitaria y social para la formación de Mónica Oltra y Baldoví. Más incluso que el hecho de que el ministerio presente antes de que acabe el año el «esqueleto» de un sistema de financiación autonómica nuevo. Este borrador puede esperar unas semanas, pero no caben demoras a incluir mecanismos de compensación para la Comunitat Valenciana por el déficit sistémico en el reparto de fondos del Estado, señalaron fuentes del entorno del diputado de Compromís tras su encuentro con miembros del gabinete de la ministra.

La ministra dijo en el Congreso a la pregunta de Baldoví sobre el compromiso de cumplimiento del acuerdo de investidura por parte del Ejecutivo: «La respuesta es clara, sí».

No obstante, Montero expuso el esfuerzo del Gobierno en el año de la pandemia para aumentar los recursos de las comunidades. Citó el fondo extraordinario no reembolsable de 16.000 millones, del que se estima que en torno a 1.450 millones han de llegar en total a la Comunitat Valenciana.

Las decisiones adoptadas, remarcó, han representado un aumento del 20 % respecto a la financiación valenciana de ejercicios anteriores.

Solo unas horas después se produjo el encuentro de Baldoví con parte del equipo de Hacienda. Forma parte de la ronda de contactos de cara a la presentación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). El ministerio no mostró ningún borrador de las cuentas, señalaron las fuentes de la coalición, pero se reafirmó en cumplir el acuerdo de investidura.

Los representantes de Compromís insistieron en la reunión en que la prioridad en este momento es garantizar mecanismos de compensación de la infrafinanciación. Lo urgente es la llegada de fondos. Sin renunciar, subrayaron, a la reforma del sistema de financiación, aunque esta requiere un proceso político arduo de negociación (entre territorios y partidos). La formación se declaraba tras la cita «moderadamente satisfecha», ya que no recibieron respuestas dilatorias o que se escudaran en la pandemia para no cumplir el acuerdo de investidura. Con cautela, agregaron, la coalición respaldaría los PGE.

Baldoví recordó ayer en el Congreso que la Comunitat Valenciana se tiene que endeudar para pagar los servicios esenciales, por lo que apeló al fondo de nivelación para las comunidades.

La diputada del PSPV Patricia Blanquer señaló por su parte que el Gobierno ha dispuesto «más financiación que en toda su historia» para la C. Valenciana.

La Conselleria de Hacienda y Modelo Económico ha suscrito un préstamo por importe de 1.000 millones de euros con CaixaBank con un tipo de interés del 0,00% con el objetivo de refinanciar préstamos concedidos a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, presidió ayer un acto junto al director territorial de CaixaBank en la Comunitat Valenciana, Xicu Costa. «Hoy hemos suscrito una operación muy importante con el que está llamado a ser el mayor banco español, CaixaBank, que además tendrá su sede social en la Comunitat Valenciana. Hace menos de tres meses que desde la Generalitat comunicamos a distintas entidades la opción de refinanciar parte de los préstamos que la Generalitat tenía con el Estado, y hoy ya estamos aquí firmando esa operación», aseguró Soler. Desde 2017 se han llevado a cabo operaciones de refinanciación por importe de 3.284 millones de euros, que han supuesto un ahorro de 62,52 millones.

El director territorial de CaixaBank añade que «esta operación supone una muestra más del apoyo y compromiso de CaixaBank con las instituciones, las empresas, las familias y los ciudadanos valencianos».

Compartir el artículo

stats