Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solo el 20 % de los británicos ha solicitado la nueva tarjeta de residencia postbrexit

El ministerio concede hasta el 31 de diciembre un nuevo permiso de estancia que deben solicitar los ingleses que habiten en la Comunitat Valenciana - El documento permite mantener la seguridad jurídica para los residentes

Esperando la consumición 
en un pub británico en 
Russafa.  levante-emv

Esperando la consumición en un pub británico en Russafa. levante-emv

La fecha límite para que los británicos residentes de la Comunitat Valenciana «adaptaran» su documentación por el Brexit finalizaba el 31 de diciembre. Sin embargo, y habida cuenta de la escasa incidencia recibida, el proceso se alarga sin fecha límite, según afirmaron ayer fuentes de la Delegación del Gobierno de la Comunitat Valenciana. Y es que de los 10.000 británicos que deben hacer el «proceso de adaptación» en la provincia de Valencia solo lo han tramitado 2.000 (aproximadamente un 20 %).

En la misma situación hay unas 100.000 personas en Alicante. «Los británicos pueden iniciar el proceso de adaptación de su documentación cuando consideren. En principio se puso como fecha límite el 31 de diciembre de 2020 pero ahora no hay plazo concreto y los afectados pueden hacerlo cuando lo crean necesario», explicaron a Levante-EMV las mismas fuentes.

El proceso de adaptación de la documentación de los británicos que residen en España responde a una instrucción emitida por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores en la que instaba a los afectados a conseguir una nueva tarjeta de residencia como si todavía fueran europeos o a modificar la que tuvieran por una especial que mantiene su seguridad jurídica tras el Brexit. De esta forma, aunque ya no dispongan del estatus de ciudadano comunitario la validez de su estatus como residente legal en España no tiene porque verse afectado.

La nueva tarjeta de residencia para los ciudadanos británicos afecta a tres grupos diferentes: a quienes ya tienen una «tarjeta verde» (certificado de residente en la UE que ahora desaparece), a los familiares de ciudadanos británicos con la tarjeta verde, y a quienes quieran venir a partir del 1 de enero de 2021.

Para los dos primeros grupos se ha creado esa tarjeta nueva que los afectados deben solicitar mediante cita previa en la oficina de la Policía Nacional que le corresponda. Una vez se solicite la expedición de esta nueva tarjeta especial, el plazo para expedirla y entregarla oscilará entre unos 20 y 25 días.

Sin embargo, los británicos que quieran residir en España a partir del 1 de enero de 2021 serán tenidos en consideración bajo el régimen general. De esta forma, a los británicos se les aplicará la misma legislación de extranjería que a los procedentes de países como Estados Unidos, Rusia, Japón o Colombia, lo que les dificultará mucho más regularizar su situación en España ya que la ley implica para las personas extracomunitaria más requisitos legales, procedimientos más largos o una solicitud desde el país de origen y no desde España, entre otros.

Todos los trámites para los británicos que quieran residir en la Comunitat Valenciana se realizarán en las oficinas de extranjería que están, en la actualidad, colapsadas para renovar o conseguir el Número de Identidad de Extranjeros (NIE) o la Tarjeta de Identidad de Extranjeros (TIE), documentos imprescindibles para tener la documentación en regla, firmar un contrato de trabajo o contratar el suministro de luz.

Compartir el artículo

stats