Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell salva las oposiciones pese a la presión para aplazarlas

UGT insiste en posponerlos

Imagen de archivo de las 
últimas oposiciones de la 
Generalitat. eduardo ripoll

Imagen de archivo de las últimas oposiciones de la Generalitat. eduardo ripoll

Los procesos selectivos asociados a las ofertas de empleo público de la Generalitat siguen adelante esta semana pese a las nuevas restriciones recogidas en el decreto del presidente que persigue un confinamiento parcial de la población. Ni si quiera las medidas de confinamiento perimetral para el fin de semana en municipios de más de 50.000 habitantes, entre ellos, el cap i casal, afectarán a los pruebas que están en marcha y cuya nueva parada en el calendario es el próximo sábado.

Fuentes de la Conselleria de Justicia y Administraciones Públicas, promotora de las oposiciones que afectan a plazas de la Administración de la Generalitat Valenciana confirmaron que la cita no se aplazará a pesar de las reiteradas peticiones de varios sindicatos. Función Pública cuenta con el sustento jurídico del decreto en el que se regula el cierre perimetral donde, como excepción a las restricciones de movilidad, se recoge, entre otros supuestos, la «realización de exámenes o pruebas oficiales inaplazables».

En el campus de Tarongers

Este sábado está prevista la celebración de las pruebas para cubrir puestos del cuerpo técnico superior de ingeniería de caminos, minas, y montes. Una convocatoria que cuenta con un total de 236 aspirantes. A diferencia de otras pruebas ya realizadas y otras que vendrán en el futuro, las oposiciones del próximo fin de semana, en lo peor de la tercera ola de la pandemia, no son masivas, una circunstancia que ha permitido al departamento que dirige Gabriela Bravo organizar las pruebas reduciendo al máximo el aforo. Así, los citados 236 aspirantes realizarán la prueba en aularios de universidades de Alicante, Castelló y València. La mayor concentración (178 personas convocadas) será en el campus de Tarongers, pero hay siete aulas disponibles de diferentes aforos y además, habrá entrada por turnos.

UGT, sin embargo, siguió insistiendo ayer en un aplazamiento, tanto para las pruebas del sábado como las del 13 de febrero. Dado que afectan a municipios donde está restringida la salida y entrada, el sindicato insiste en que es más prudente. Por ello, ayer volvió a dirigir un escrito a Salud Pública. CSIF también lleva tiempo exigiendo la suspensión.

Compartir el artículo

stats