Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una ley catalogará a los perros peligrosos por su conducta y no por su raza

Los veterinarios apuntan a la sociabilización y la educación de los animales para evitar conductas agresivas y celebran del «fin del estigma»

Un perro potencialmente peligroso de la raza american pitbull.  | LEVANTE-EMV

Un perro potencialmente peligroso de la raza american pitbull. | LEVANTE-EMV

En la Comunitat Valenciana hay censados 55.174 perros potencialmente peligrosos (PPP) del total de 994.382 canes incluidos en el Registro Informático Valenciano de Identificación Animal. Una clasificación que está a punto de cambiar. A partir de ahora, los perros peligrosos ya no recibirán este calificativo por la raza de nacimiento sino por el comportamiento de cada uno, que se medirá a través de pruebas de validación. Así lo contempla el anteproyecto de ley que publicará el mes que viene el Gobierno y por el que se modificará la actual norma con el objetivo de «evitar prejuicios injustos» hacia ciertas razas.

¿Son peligrosos los perros de la jauría que devoró a un hombre muerto en Museros hace unos días? Habría que evaluar su comportamiento continuado y contextualizado, tal como recoge la nueva ley. La regulación, que se abordó este martes en la primera jornada organizada por la Sociedad Canina Española, también contempla homogeneizar las 17 normativas autonómicas para establecer un marco común y un Sistema de Registros de Protección Animal (SRPA). Y, además, promoverá la creación de un registro de profesionales de educación canina para regularizar su actividad.

Las entidades que trabajan por el bienestar animal en la Comunitat Valenciana consideran positivo el anteproyecto de ley ya que potencia la «sociabilización y educación» de los perros, y «evita la estigmatización por ser de una raza u otra».

«Los grandes olvidados»

Desde la protectora Modepran, celebran que la norma ponga el foco en «los grandes olvidados», los perros potencialmente peligrosos. Y recuerdan la dificultad para la adopción de estos canes por los numerosos requisitos exigidos, como una licencia o un certificado de responsabilidad, además de las condiciones especificas para pasearlo, como el bozal o estar atados en todo momento. Algo que «podría considerarse maltrato animal, pues acaba derivando en problemas de comportamiento».

Amparo Requena, abogada especialista en Derecho Animal, considera que la actualización de la ley es «imprescindible». En su opinión, la actual norma deja a los perros peligrosos en inseguridad jurídica por ser calificados como tal según en qué comunidad autónoma se encuentren. «La catalogación por raza estigmatiza, hay que fijarse en el comportamiento». Pero, además, reclama a la nueva ley «precisión». «Esperemos que la norma no deje abierta ‘cualquier otra circunstancia que lo permita’».

Inmaculada Ibor, presidenta del Consell Valencià de Col·legis Veterinaris, apunta a la necesidad de actualizar la ley y potenciar los recursos para «sociabilizar y educar» tanto a los animales como a las personas que se hacen cargo de ellos. «Hay que insistir en que ‘peligroso’ es que puede ocasionar riesgo y cualquier animal puede ser agresivo en función de sus estímulos y sociabilización», dice. Y concluye: «es injusto que algunas razas sean consideradas agresivas por naturaleza».

Compartir el artículo

stats