Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Uno de cada cuatro valencianos tendrá más de 65 años en 2035

El saldo vegetativo seguirá siendo negativo en 15 años aunque subirá la población en casi 150.500 personas por los flujos migratorios

Gente paseando ayer por el centro de València.  | EDUARDO RIPOLL

La población de la Comunitat Valenciana crecerá un 2,99 % para el año 2035, un ejercicio en el que, según el portal estadístico autonómico, el territorio alcanzará las 5.179.830 personas, casi 150.500 más que en enero de 2020. Pero el motivo no será que las valencianas tengan más hijos, sino que lo hará debido al saldo migratorio (que mide el resultado entre las personas inmigrantes y las emigrantes), que crecerá paulatinamente en los próximos 15 años. De hecho, al terminar este periodo se habrá duplicado, pasando de 15.257 a 31.067 en la Comunitat Valenciana.

Así lo revela un estudio de la entidad estadística de la Generalitat que, lejos de pretender ser una «predicción del futuro», busca presentar un escenario de evolución de la población residente y su estructura «si las tendencias demográficas futuras fueran similares a las observadas en el pasado reciente», tal como matizan en el documento consultado.

Alicante será la provincia que más crecerá, seguida de València y Castelló. Esta última aumentará tímidamente. Con todo, aunque el número de personas residentes crezca, también lo hará la estructura poblacional envejecida, ya que los mayores de 65 años serán un porcentaje alto de la población, concretamente representarán al 26,64 % de la ciudadanía en el año 2035.

Cambios por grupos

En términos absolutos, más de un millón trescientos mil valencianos estarán al borde de la jubilación. Aunque con pequeñas diferencias, este proceso y su impacto total sería similar en las tres provincias.

Si se observan en detalle los datos que ofrece el portal, el grupo más numeroso en 2020 es el de 40-44 años, mientras que en 2035 pasaría a ser el de 55-59 años de edad. Además, la ciudadanía de 35 a 54 y de 0 a 19 años disminuiría considerablemente su peso en la pirámide, consolidando una sociedad todavía más envejecida que actualmente.

Sin embargo, aunque los residentes en la Comunitat Valenciana aumenten en general, este crecimiento solo será una realidad en 16 de 34 comarcas.

La Marina Alta, el Camp de Túria y la Marina Baixa son las tres demarcaciones que presentarían un mayor incremento medio anual, mientras que l’Alt Maestrat, el Valle de Cofrentes-Ayora y el Rincón de Ademuz las de decrecimiento más intenso.

De hecho, en un periodo de cinco años, los municipios que perderían más población están en su mayoría en el interior, un fenómeno vigente en la actualidad y que, previsiblemente, se perpetuará al menos en los próximos 15 años. El saldo vegetativo es negativo en todas las comarcas, por lo que el incremento de las que aumentarían su población se debe, y se vuelve a constatar en datos desglosados, a las personas inmigrantes.

Casi un 17 % de extranjeros

Por otra parte, la población extranjera experimentaría, según el informe a quince años vista, un crecimiento progresivo, siendo Castelló la provincia donde menos se vería este aumento. Del 14,42 % de residentes que vienen de otras partes del mundo en 2020 en toda la Comunitat Valenciana, el estudio muestra como en 2035, este valor crecería hasta 16, 91 %. Una media que Alicante superaría con un 22,75 %y que se situaría por encima de los valores de València (12,84 %) y Castelló (15,16 %).

Los mayores porcentajes de ciudadanía extranjera se seguirían dando en la Marina Alta, el Baix Segura y la Marina Baixa, en valor de 30 a 37 %. El fenómeno de la migración pos jubilación seguiría siendo predominante en las comarcas alicantinas costeras, en la línea de los datos reflejados en el estudio autonómico.

Compartir el artículo

stats