Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La inmunización llega al medio año en pleno acelerón hacia la protección de rebaño

La vacunación contra la covid aumenta su ritmo en los últimos 60 días con más de dos millones de dosis inoculadas y alcanza a la mitad de valencianos

Amplían su trabajo Los vacunódromos ‘ganan’ tres jornadas extra | GERMÁN CABALLERO

Amplían su trabajo Los vacunódromos ‘ganan’ tres jornadas extra | GERMÁN CABALLERO Diego Aitor San José. València

Medio año de campaña para vacunar a la mitad de la población. Es el resumen a botepronto del operativo de inmunización que comenzó hace justo seis meses con los primeros pinchazos en residencias de mayores. Era 27 de diciembre y la carrera para parar al virus y desterrar a los libros de historia la pandemia de la covid se preveía ardua y duradera. Hoy, seis meses después, cerca de la mitad del camino está recorrido con prácticamente un 50 % de la población valenciana con una dosis y uno de cada tres con la pauta completa (32 %).

Haber superado ya la mitad del camino no significa que quede el mismo tiempo para transcurrir el siguiente tramo. La campaña de vacunación se ha caracterizado por la lentitud de los primeros meses y el acelerón conseguido en las últimas semanas según se han ido incrementando la llegada de viales. Entre el 27 de marzo y el y el 27 de abril, durante el cuarto mes de operativo vacunal, se pusieron más dosis que en los tres anteriores mientras que en los últimos dos se han superado el millón de inyecciones mensuales.

Los seis meses de vacunación han permitido cambiar la cara no solo al verano, también a su regreso. Hace un año la incidencia era de dos casos por 100.000 habitantes, una cifra 25 veces inferior a la actual aunque conseguida tras tres meses de cuarentena domiciliaria. No obstante, entre finales de agosto y septiembre la incidencia comenzó a subir conforme se recuperaron actividades de la rutina e interacciones sociales limitadas desde marzo.

La segunda ola no tuvo un impacto tan dramático en la Comunitat Valenciana como la tercera (entre diciembre y febrero), pero sí supuso una escalada en datos que, aunque con vaivenes, dejó las cifras de julio de 2020 en mínimos que hoy comienzan a ser alcanzados: esta semana los hospitales valencianos bajaron del centenar de ingresados por primera vez en once meses.

La inmunización a partir de la inoculación de los diferentes sueros aprobados genera protección frente al desarrollo de síntomas y sus consecuencias del Sars-Cov-2, aunque también está demostrado que hay un descenso de la transmisión. Para muestra, el botón de los mayores de 65 años —en su mayoría vacunados—donde la incidencia continúa en mínimos (9 casos por 100.000 habitantes en 14 días) mientras en el resto de la población aumenta. Y lo hace especialmente entre la juventud no vacunada ya que casi el 60 % de positivos desde el 9 de mayo son en menores de 40 años.

Se espera que los treinteañeros puedan empezar a ser citados a partir de mediados de julio y cuando este grupo esté con el suero inoculado se habrá alcanzado el 70 % en el que se ha fijado de manera estimativa la inmunidad de rebaño. Mientras tanto, continúa avanzando la protección de los grupos de entre los 40 y los 59 años, muchos de ellos ya con segundas dosis. Estas dos décadas son las cohortes más pobladas (suman cerca de 1,5 millones, un 30 % de la población valenciana) de las que ya hay más de un millón con un pinchazo y más de medio con la pauta completa.

Una remesa de récord

Desde el Consell trabajan con una previsión pesimista respecto a los envíos de Pfizer para el próximo mes. Sin embargo, antes de este bajón previsto llegará, según informó el viernes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, una remesa récord de seis millones de vacunas a España de las que más de 600.000 (más del 10 % por población) tomarán destino a la Comunitat Valenciana aunque se desconoce cuántas enviará cada una de las farmacéuticas.

La bajada de Pfizer en el mes de julio supondrá un problema puesto que es la más utilizada hasta ahora, la primera que llegó y la que está autorizada para todas las edades, incluidos adolescentes, a los que se comenzará a inmunizar en las próximas semanas en el caso de que padezcan una enfermedad crónica. Así, el principal objetivo para este inicio de julio será garantizar las segundas dosis de los miles de ciudadanos nacidos entre 1962 y 1971 y, después, ir reduciendo años a la inmunización.

Hasta el 14 de junio (última fecha actualizada) la vacuna de ARN mensajero se había inoculado a un tercio de la población valenciana mientras que Moderna no llegaba al 5 % de la población, AstraZeneca rozaba el 12 % y Janssen, monodosis, se encontraba sobre el 3 %. Este último suero destaca por su presencia en el grupo de entre 50 y 59 años, donde uno de cada diez ha sido inmunizado con la inyección única de Johnson&Johnson, un porcentaje que aumentará conforme se actualicen los datos en las próximas semanas.

De este fármaco se esperaban más de medio millón de vacunas desde que se aprobó a finales de marzo hasta terminar el semestre en junio, una cantidad que ya se sabe que no se alcanzará. Con la última remesa llegada el jueves, en la C. Valenciana han aterrizado 178.800 dosis del suero monodosis, solo un tercio de la cantidad anunciada.

También ha habido problemas de incumplimiento con AstraZeneca, un suero que no cubrirá a más población nueva por vacunar, pero del que se deben inocular todavía las segundas dosis entre el personal esencial, tanto de emergencias como el educativo, así como en las personas de entre 60 y 65 años.

Compartir el artículo

stats