Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El libro de estilo de À Punt veta las corridas de toros y los "bous embolats"

El manual actualizado de la cadena descarta la cobertura de "exhibiciones del maltrato animal"

El libro de estilo  de À Punt veta las corridas de toros y los "bous embolats"

El libro de estilo de À Punt veta las corridas de toros y los "bous embolats"

La actualización del libro de estilo de À Punt incorpora como novedad un apartado referente a la información taurina que cierra la puerta a dar cobertura y difusión en la radiotelevisión pública a «aquellos espectáculos en los que la dignidad animal se vea afectada o ninguneada, o que implican maltrato implícito». Entre los contenidos emitibles por la cadena, el manual excluye de forma explícita las imágenes de bous embolats y de las corridas de toros que se celebran en plazas valencianas.

En cambio, la segunda edición del libro de estilo que ayer se presentó en Alicante sí contempla que se informe sobre aquellas fiestas populares de bous al carrer que «no comporten maltrato animal», dentro de la apuesta de À Punt por «ofrecer un servicio público de proximidad a la ciudadanía» que ha de dar cobertura «a las noticias que se consideren relevantes en la vida de los pueblos y ciudades de la C. Valenciana», aplicando «criterios de relevancia informativa» y «siempre desde el respeto a todas las sensibilidades».

La guía de normas a seguir por los trabajadores del ente sustenta el veto a las corridas de toros en el encargo que se hace a los medios públicos de ser plurales teniendo en cuenta «todas las sensibilidades de la ciudadanía», así como en el deber de «cohesionar la sociedad y no fragmentarla».

«La muerte de un toro en una plaza provoca división, al ser considerada por mucha gente como maltrato animal», razona el texto, publicado ayer. El criterio sobre los toros se ha seguido desde el inicio de las emisiones de À Punt y fue defendido en las Corts por la primera directora, Empar Marco, aunque no aparecía reflejado en el primer libro de estilo, redactado en 2017. El PP y Vox presentaron hace poco una iniciativa para reclamar la cobertura de todo tipo de actos taurinos, una petición rechazada por el resto de partidos apelando a la autonomía de À Punt para decidir su programación.

Otros cambios

La coordinadora de la comisión del libro de estilo y consejera del ente, María Lozano, subrayó ayer que en la segunda edición se han revisado aspectos como el uso del encuadre comarcal y el tratamiento de informaciones relativas a la violencia de género, a la salud mental, a las personas desaparecidas o a la covid-19, para garantizar un enfoque ético y adecuado.

Lozano trazó el objetivo de «garantizar unos medios públicos de calidad, dignos y respetuosos con los derechos comunicativos y culturales de la ciudadanía». Rosa Agost, coordinadora de la parte lingüística, puso en valor el texto como «herramienta que ayuda la sociedad a utilizar de una forma correcta la lengua» y a los comunicadores a «conocer los usos recomendables, pero también los no aceptables».

Una presentación con la ausencia del director de la cadena

La presentación de la segunda edición del libro de estilo de À Punt en el Distrito Digital de Alicante corrió a cargo de la presidenta en funciones de la cadena, Mar Iglesias, junto a las consejeras del ente María Lozano y Rosa Agost, que han supervisado el texto. En el acto no estuvo presente el director general de À Punt, Alfred Costa, a quien distintas voces sitúan alejado de algunas de las últimas decisiones y actitudes de la presidenta. En el entorno de Costa, sin embargo, negaron cualquier tipo de desencuentro y subrayaron que a éste le fue imposible asistir debido a su apretada agenda de reuniones programadas y propias del cargo.

Compartir el artículo

stats