Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gaspar se reivindica tras tres años al frente de la diputación por la eliminación de boato

En un mensaje público llama a desterrar a los mediocres y a los que confunden la política con el espectáculo

El presidente provincial, Toni Gaspar. | LEVANTE-EMV

El presidente provincial, Toni Gaspar. | LEVANTE-EMV

El presidente de la Diputación de València, Toni Gaspar, ha reivindicado su gestión en el tercer aniversario de su llegada al cargo. Gaspar asegura que en estos tres años ha cambiado la cara a una institución del siglo XIX desde la discreción y eliminando «boato» y burocracia «aunque aún le queda». En un mensaje en redes asegura que en este trienio ha puesto en orden el futuro patrimonial de la institución y de los recursos humanos de que dispone.

Todo ello en medio de la «desconfianza», «el sálvese quien pueda», «el qué hay de lo mío» y de la gente «que solo se dedica a hacer ruido, denunciando, chillando y jugando al tiro al pichón con todo lo que se mueve», frases con las que resume el ambiente que se respira en la institución provincial. Aunque también asegura quien se preocupa por su trabajo, se queja de los que se dedican «a enredar». También lamenta que la televisión pública valenciana solo le ha llamado en tres años una vez y, según dice, para hablar de «los líos» de la diputación. Y tres años, añade, en los que ha predicado en el desierto por un derecho fundamental, el de la presunción de inocencia. «Un derecho de todos, de tirios y de troyanos, y que se viola continuamente», asegura.

Añade que han sido años de errores y aciertos sin sectarismo ni dejar de ser buena persona. Llama a desterrar a quienes confunden política y espectáculo, a los mediocres y los que «alcanzan el orgasmo con el tuit del día».

Compartir el artículo

stats