Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mitad de los fallecidos por covid-19 en julio tenían más de 80 años

Han fallecido tres personas de entre 30 y 49 años

Una prueba para la PCR en el hospital de Dénia

Una prueba para la PCR en el hospital de Dénia

La última ola de coronavirus en la Comunitat Valenciana, con una circulación del virus disparada, ya se está cobrando su peaje. El mes de julio se despide con al menos 42 fallecidos, los notificados hasta ayer viernes, a falta de los que sucedan hoy. Son tres veces más que las muertes registradas el mes pasado y la peor cifra desde marzo, cuando aún coleaba la más destructiva de las oleadas de coronavirus y los beneficios de la campaña masiva de vacunación todavía estaban por ver. En total, ya son 7.499 los valencianos muertos en pandemia.

De los fallecidos por covid-19 en julio, el 60 % tenían más de 80 años, según la comparativa de decesos por grupos de edad que ofrece la Conselleria de Sanidad. Estos datos oficiales, compilados del 30 de junio al 29 de julio arrojan un desfase de dos muertes: 44 frente a las 42 notificadas en julio hasta ahora.

Así, según este detalle, en julio han fallecido con covid 12 ancianos de más de 90 años; 13 de entre 80 y 89 años; 4 que estaban en la setentena; 7 personas entre 60 y 69 años y 6 en la cincuentena. También ha habido decesos de gente más joven: un hombre y una mujer de entre 40 y 49 años y un hombre de entre 30 y 39 años. No ha habido ninguna muerte en niños y jóvenes de hasta 30 años. Como en otros ocasiones, las muertes entre los hombres duplican a las de las mujeres.

Mismo virus que en febrero

Los expertos recuerdan que era inevitable que el repunte de casos de coronavirus (provocado por la finalización de las restricciones y una incidencia desatada entre los más jóvenes) iba a tener una traslación directa a las cifras de fallecidos y así ha sido pero no se puede decir que la vacunación masiva no haya servido de amortiguador.

Solo hay que echar la vista atrás y buscar un mes parecido al de julio en circulación del virus pero con tasas de cobertura vacunal más bajas. La comparativa más cercana se podría hacer con las cifras del mes de febrero, cuando aún se estaba saliendo de la peor oleada de esta pandemia en la Comunitat Valenciana. Actualmente, la Incidencia Acumulada a 14 días en la C. Valenciana es de 575 casos por 100.000 habitantes, muy parecida a la que se registraba a mediados de febrero: 690 el 12 de febrero, 505 el día 15. Sin embargo, en ese segundo mes de 2021 fallecieron 1.371 personas con covid, ahora, con una circulación parecida la cifra se ha reducido hasta los 42 decesos.

¿Con covid o por covid?

Con todo, son demasiados y pese a que se podría culpar directamente a una baja «efectividad» de las vacunas, los expertos apuntan a múltiples variantes a tener en cuenta que hacen muy difícil un examen concreto, sobre todo teniendo en cuenta que por ejemplo, no hay datos de cuántas personas fallecidas con covid estaban vacunadas de forma completa o parcial.

Desde Sanidad no se ha ofrecido este dato y la única cifra que se podría extrapolar la dio el otro día el president de la Generalitat, Ximo Puig: el 83 % de los hospitalizados no estaban vacunados.

Más allá de si los fallecidos de julio estaban o no vacunados, expertos en Salud Pública como el investigador en el área de servicios de salud de Fisabio, Salvador Peiró, apuntaron ayer que se debía tener en cuenta «que las cifras de fallecidos aglutinan a los que han muerto por causa directa de la covid-19 pero también a aquellos que han fallecido por otra causa y su test, que se hace por protocolo, ha dado positivo».

Desde Sanidad insistieron ayer en esta idea: una persona víctima de un accidente de tráfico con heridas graves, al entrar al hospital es sometido a una prueba PCR y puede dar positivo porque era asintomático. Si fallece, cuenta como víctima covid, pero no ha fallecido, en principio, por las complicaciones de la enfermedad. «En estos momentos no hay exceso de mortalidad», apunta Peiró.

Estas serían las excepciones pero entre los fallecidos también habrá, según Peiró, personas que sí se vacunaron con pauta completa pero que aún así caen en ese porcentaje en el que las vacunas no son del todo efectivas. «La inmunización asegura una protección del 85 % frente a la enfermedad grave. Las vacunas protegen y reducen mucho las probabilidades pero este riesgo no se elimina y, si como pasa ahora, hay mucha gente contagiada, habrá más gente en ese 15 % que podrían llegar a morir», explica Peiró.

El experto en Salud Pública recordó que las cifras de muertes aún seguirán altas dadas las cifras de hospitalizaciones y la subida de personas en UCI, como siempre es la última curva en recoger la subida de contagios.

Compartir el artículo

stats