Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un nuevo informe de Fedea rearma al Consell en la pelea por la financiación

Madrid, Cataluña, Aragón y Murcia también han empeorado con el modelo de 2009

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler

Un nuevo informe elaborado por uno de los más reputados expertos en financiación autonómica, el economista Ángel de la Fuente, confirma la infrafinanciación de la Comunitat Valenciana y evidencia la desigualdad entre comunidades en los índices de financiación por habitante. Así, respecto a Cantabria (la mejor financiada) existen casi 25 puntos (28,5), si bien esta distancia se ha reducido en dos puntos desde que entró en vigor el actual modelo en 2009.

Esta es una de las principales conclusiones del último informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) que analiza la evolución de la financiación de las comunidades de régimen común en el periodo 2002-2019. Los resultados rearman al Consell en la batalla por la reforma del modelo, un debate que será determinante este curso político ya que el Gobierno central tiene que presentar una propuesta para un nuevo reparto antes de que acabe al año.

Cantabria, la más beneficiada

Según las cifras de Fedea, referidas a 2019, Cantabria es la comunidad con una mayor financiación por habitante ajustado, con un índice de 116,9 (sobre el promedio 100), mientras que la C. Valenciana está en el furgón de cola con un 92,1 %.

Junto a la valenciana, Castilla-La Mancha, Andalucía y Murcia están por debajo de cien. El propio informe considera «incomprensible» estas disparidades, que con el nuevo modelo se han reducido ligeramente, pero en modo alguno se han resuelto.

De hecho, los ajustes que ha traído el nuevo modelo ha mejorado la posición de algunas comunidades, como es el caso de Canarias, Baleares y Extremadura, mientras que otras han perdido. Madrid, la que más, con casi diez puntos, aunque sigue por encima de 100. También han retrocedido Murcia, Aragón y Cataluña. La Comunitat Valenciana, por su parte, ha perdido 0,46 puntos. Además, su índice de financiación es el peor de la serie histórica ya que en 2002 era del 93,9 por ciento y ahora se sitúa en el 92,1 por ciento.

El Consell, que busca aliados en otras comunidades para cambiar un modelo que lleva ya siete años caducado, se apoyó ayer en este último informe de Fedea para reafirmar sus posiciones. Así, el conseller de Hacienda, Vicent Soler, aseguró con estos datos será difícil de explicar que haya territorios que se nieguen a modificar un sistema de financiación que «consolida las desigualdades» y que perjudica a cuatro autonomías, entre ellas la valenciana.

«La infrafinanciación ya no puede ser discutida por nadie, pese a que el consejero de Hacienda de Madrid asegure que no existe», indicó el conseller, que recordó que este modelo hace que la falta de recursos sea crónica y empuja a la C. Valenciana al endeudamiento para garantizar los servicios.

Soler insistió en incluir mecanismos de compensación de la deuda derivada de la infrafinanciación y reiteró que el modelo que defiende no busca mejorar la posición valenciana en detrimento de otras comunidades.

Compartir el artículo

stats