Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Soler acepta negociar las cuentas con los socios a la espera de la cita con Oltra

El titular de Hacienda admite que es el año más complicado

El vicepresidente segundo del Consell, Héctor Illueca, con el conseller de Hacienda, Vicent Soler, ayer antes de comenzar su encuentro. | M.ÁNGEL MONTESINOS

La Conselleria de Hacienda asume que los grandes ejes políticos de la negociación de los presupuestos de 2022 tendrán que negociarse con los socios del PSPV en el Botànic, Compromís y Unides Podem, antes de que se aprueben las cuentas, presumiblemente en el pleno del 29 de octubre.

El titular de Hacienda, Vicent Soler, había convocado ayer a los dos vicepresidentes, Mónica Oltra, que había pedido esa cita ya hace días, y Héctor Illueca, para sentar las bases de esa negociación, lo que puede abrir una fórmula inédita hasta ahora para confeccionar los presupuestos, algo que desde hace años exigen los socios, ahora con más presión.

Pero Oltra anuló la cita horas antes tras conocer que Soler se encontraría también con Illueca y que su encuentro singularizado con el titular de Hacienda, que le permitía tener toda la visibilidad política, desaparecía, lo que generó un conflicto importante.

Soler asegura que estableció un orden de contactos. Primero con los dos vicepresidentes para confeccionar el bloque más político de los presupuestos y antes de que comenzara la negociación con cada una de las conselleries.

Illueca sí acudió a la sede de Hacienda y allí lanzó un cable al conseller, que evitó meterse en más charcos con la vicepresidenta. En cambio, Illueca sí reprochó a la también portavoz, sin citarla, tras lo ocurrido. Su primera frase ante los periodistas fue que cuando un conseller pide un encuentro, «la obligación es acudir» y que en política «las formas son esenciales». «Esto no es un mercado, ni un regateo por unos euros, hablamos de la economía de los valencianos», atizó.

El día de las propuestas

Durante el encuentro de una hora, Soler e Illueca pactaron abordar la negociación, pero todo queda a expensas de la cita con Oltra, que en Hacienda esperan que se produzca lo más pronto posible.

La vicepresidenta, como el resto de conselleries, presentará hoy su propuesta de presupuestos a Hacienda y lo que reclama es que el resto de actores del Botànic puedan conocer también el detalle de lo que presenta cada conselleria y que sea a partir de ese momento cuando se fijen las prioridades de todo el Consell. Soler se da un plazo de tres días para el estudio de esas propuestas que tendrá sobre la mesa hoy y, a partir de ese momento, se iniciará la negociación política que podría ser en el ámbito del Consell o de los partidos en la comisión del Botànic ya que la fórmula aún no está decidida.

Lo que Oltra busca evitar son situaciones como las de los dos últimos años que acabaron en bronca con Soler por el conflicto de la partida entre Economía y Universidades o cuando las cuentas de Igualdad que se remitieron a las Corts eran distintas a las que se habían pactado al cierre del presupuesto. Respecto a la bronca de las últimas horas, Soler respondió que le corresponde a Oltra explicar lo ocurrido y pidió «inteligencia política» a la hora de abordar una negociación con muchas aristas.

Será además el año más complicado para encajar el presupuesto porque a la negociación política con los socios, que ya se asume desde el departamento de Soler, se une que además de ensamblar el presupuesto ordinario del Consell hay que introducir también las cuentas participativas que ha votado la ciudadanía y gestiona la Conselleria de Transparencia, además de la gestión de los fondos europeos, que al final va a permitir de nuevo unas cuentas expansivas. A ello se une que este año no habrá fondo covid del Gobierno como balón de oxígeno, señaló ayer el titular de Hacienda.

Illueca destacó que él ha venido a formar parte de un «gobierno de verdad que discuta en profundidad sobre las necesidades de nuestra tierra» y defendió la necesidad de un debate «en común» de las grandes líneas con los socios para llegar a una síntesis. Un debate general a tres bandas.

Illueca sostiene que lo importante es el fondo y la discusión de las grandes líneas políticas y Soler acepta esa posición y defiende abrir esa negociación. Según dijo esa era precisamente la intención de la reunión que tenía prevista primero con Oltra y luego con Illueca: definir la metodología de esa discusión política y que los socios le plantearan en qué se concretaba esa fórmula que exigen.

Respecto al encuentro con Oltra la cita sigue en el aire. Ayer no hablaron y hoy se verán en el pleno del Consell. El conseller asegura que no ha recibido ninguna explicación sobre lo ocurrido.

Illueca se reúne con la PAH

Mientras, Illueca mantuvo ayer su primer encuentro con un colectivo ciudadano. Fue con la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Defendió que la Ley Estatal de Vivienda «debe ser capaz de transformar en permanente la protección de las familias frente a los desahucios», confió en que esté a la altura de los nuevos tiempos y destacó que la conselleria ha hecho un esfuerzo «gigantesco» en políticas públicas.

Compartir el artículo

stats