Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Usar sin límites las lenguas cooficiales en el Senado costaría 950.000 euros

El Senado debatirá esta semana una iniciativa del grupo catalán JxCat con la cual los senadores independentistas catalanes proponen universalizar en la Cámara el uso de las lenguas cooficiales, ahora solo permitido para los debates de mociones en pleno, una reforma que supondría un coste de 950.00 euros. Se trata de una modificación del reglamento del Senado cuyo propósito es suprimir las trabas que impiden utilizar el catalán, el gallego y el euskera en los demás debates, para lo cual plantean dar una nueva redacción al artículo 84.5 de la norma.

Ahora solo es posible emplear las lenguas cooficiales de España cuando se debaten mociones en las sesiones plenarias, y ello gracias a la labor de un equipo de intérpretes que facilitan la comprensión de los discursos pronunciados desde la tribuna a aquellos senadores sin suficientes conocimientos de estos otros idiomas de España.

La propuesta que se debatirá el próximo miércoles no es la única promovida desde los grupos de la Cámara Alta. También el grupo de Izquierda Confederal ha registrado otra para pedir que se permita utilizar estas lenguas en todas las sesiones plenarias, incluidas las sesiones de control al Gobierno. Pero Junts va más allá y reclama que se amplíe su uso al trabajo de las comisiones. Su principal argumento es que el Senado es una Cámara territorial y que la recuperación democrática en España se basó «en un Estado plurinacional y plurilingüístico», bajo el cual se acometieron las anteriores reformas sobre el empleo de las lenguas cooficiales.

El valenciano, desde 2011

Desde el año 2011 los senadores pueden dirigirse al pleno en cualquier idioma cooficial siempre y cuando se trate del debate de alguna moción. Ese año se puso en marcha el servicio de interpretación simultánea de catalán, valenciano, gallego y euskera.

Compartir el artículo

stats