Tal como se venía anunciando durante las últimas horas, el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y la consellera de Sanitat, Ana Barceló, acaban de confirmar el fin de la mayoría restricciones impuestas hasta ahora en la Comunitat Valenciana para lugar contra la pandemia de coronavirus. Las nuevas normas entrarán en vigor el próximo sábado, desde las 0 horas. Nada de restricciones horarias, ni de aforos máximas.

La normalidad ha vuelto salvo por la mascarilla y la prohibición de fumar en terrazas y espacios abiertos si no se puede mantener la distancia interpersonal. La buena evolución de los indicadores epidemiológicos de la quinta ola de la pandemia de coronavirus en la Comunitat Valenciana ha permitido eliminar las restricciones que afectaban al sector de la restauración, hostelería y ocio nocturno. La única limitación que todavía seguirá vigente será el uso obligatorio de la mascarilla en interiores y en exteriores siempre y cuando no se pueda mantener el espacio mínimo de seguridad entre personas.

Tampoco se podrá fumar en los espacios abiertos en los que no se pueda mantener la distancia mínima de seguridad entre las personas, por lo que se seguirá sin poder fumar en las terrazas. La Generalitat Valenciana ha decidido mantener en 10 el máximo de comensales por mesa en la hostelería.

Puig anuncia el fin de las restricciones salvo la mascarilla y la prohibición de fumar en terrazas

Sin aforos máximos

Salvo estas puntos, el acuerdo de la comisión interdepartamental ha sido tajante en la eliminación de los límites en los aforos. Decaen en bares, restaurantes, ocio nocturno, eventos y celebraciones salvo aquellas que se celebren de pie y por tanto requieran de un espacio mínimo entre personas. También se elimina este límite de aforo en teatros y cines, así como celebraciones deportivas. En el caso de la hostelería, se recupera por completo las barras.

El president de la Generalitat ha insistido en que la apertura segura ha ido bien. "Iniciamos un proceso de apertura progresiva y ha ido bien. Desde el 6 de septiembre cuando levantamos el toque de queda todos los indicadores han ido bajando. La incidencia acumulada se ha recudido un tercio, la de hospitalizados a la mitad", ha matizado. Puig ha explicado que la vacunación "ha sido el gran activo de la pandemia, clave en la superación de la pandemia" y no ha dudado en advertir que de no haber sido por ella "esta ola hubiera sido terrible"

Medidas que decaen

Hasta ahora, en la Comunitat Valenciana existía todavía una limitación de aforos en la hostelería y el ocio nocturno (del 75% en interiores y máximo diez personas por mesa), mientras que los gimnasios, piscinas, banquetes o congresos tenían un aforo del 75 por ciento. Además, el ocio nocturno debía cerrar a las 5 de la mañana, y aunque tenía permitido el baile no se podía usar la pista, sino que estaba limitado al espacio circundante a la mesa donde esté cada usuario. 

Con este anuncio, Puig cumple con el compromiso adquirido en el que marcó el 9 d'Octubre como fecha clave en la que la Comunitat Valenciana recuperaría la normalidad previa a la pandemia. Con el 90% de la población diana ya vacunada con las dos dosis y con una incidencia inferior a los 40 casos por cada 100.000 habitantes, la Generalitat Valenciana ha decidido relajar todas las medidas y dar paso a la normalidad.