Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un acusado de abusar de su pequeño de año y medio: "Es mi hijo y hago lo que quiero; como si lo mato"

El procesado, que se enfrenta a once años de cárcel, alega que solo estaba jugando con el pequeño

La Ciutat de la Justicia de València

«Es mi hijo y hago lo que quiera con él, como si quiero matarlo». Esa fue la respuesta que dio un acusado de abusos cuando unos testigos le recriminaron en la piscina municipal de Paiporta los actos sexuales que estaba cometiendo con su hijo, de apenas año y medio. El procesado fue juzgado ayer en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de València. El Ministerio Fiscal le solicita una pena de once años de prisión por un delito de abusos sexuales con acceso carnal agravado por la indefensión de la víctima, al tener menos de cuatro años.

El acusado, de 46 años y nacionalidad española, alegó que simplemente estaba jugando con su hijo pequeño y que en ningún caso los actos que pudieron interpretar los testigos eran de índole sexual. La madre del menor apoyó la versión de su marido al asegurar que solo le vio «darle besos en la barriguita».

En la piscina de Paiporta

No obstante, la Fiscalía mantuvo la petición inicial de once años de cárcel al ratificar varios testigos, que estaban presentes ese día en la piscina infantil, cómo el procesado levantaba al niño, desnudo y sin pañal, hasta la altura de su cara y le realizaba actos sexuales en sus genitales.

Los testigos, al ver que repetía una y otra vez esta actitud que excedía de lo que es un juego o actitud cariñosa por parte de un padre con su hijo, le llamaron la atención. El acusado reaccionó respondiendo que con su hijo podía hacer lo que quisiera. Los hechos juzgados ayer ocurrieron el 6 de julio de 2019.

Compartir el artículo

stats