Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Igualdad de género

"La coeducación es una de las píldoras para curar el machismo"

Amparo Zacarés, columnista de Levante-EMV, publica 'Feminismo en píldoras', una recopilación de sus opiniones publicadas en el periódico para fomentar la educación con perspectiva de género

La escritora y columnista, Amparo Zacarés, con el libro que presenta hoy, "Feminismo en píldoras"

"Detrás de todos los artículos y las recopilaciones está la figura de mi madre", dice Amparo Zacarés. Mientras acaba el último trago de un café descafeinado (de máquina) explica que su madre era una ávida lectora de la prensa. Leyó Levante-EMV hasta que la vida le dejó. Hasta que tenía 87 años.

"Solía plegarlo perfectamente y dejarlo sobre una mesita para que, quien lo cogiera después, pudiera encontrarlo en perfectas condiciones para leerlo", explica a este periódico. Dice que ella es un ejemplo de ese feminismo "intergeneracional y transversal que impera en estos tiempos" uno que hay que divulgar y dejar entrar en las aulas. "La coeducación es una de las píldoras para curar el machismo", sentencia.

Zacarés acaba de publicar su libro, Feminismo en píldoras, un recopilatorio de 48 artículos publicados en Levante-EMV entre 2016 y 2019 que hablan, precisamente, de feminismo. Un volumen que presenta hoy, jueves 24 de febrero en la UNED con la participación de Silvia Garza, editora en una jornada que lleva por título "Feminismo: coeducación, divulgación y compromiso editorial".

Coeducación para cambiar el mundo

La idea se la sugirió su compañero sociólogo de la Universitat de València José Beltrán y ella tomó la decisión de llevarla a cabo con un objetivo principal: ser una herramienta pedagógica. Amparo Zacarés dice que es una activista de la pedagogía, fue profesora de la Universitat de València (UV) y de la Universitat Jaume I de Castelló (UJI) y defiende la educación como herramienta para cambiar el mundo. Concretamente, centra sus escritos, que divulga a la sociedad a través del diario, en la actualidad feminista y en denunciar las violencias machistas desde todos los ángulos de la sociedad. 

"Coeducar es llevar el feminismo a las aulas"

decoration

"Cuando empecé a escribir en el periódico recibía muchas llamadas de profesores que buscaban materiales para el aula y querían utilizar las columnas para comentarlas en segundo de bachillerato", por eso, la vocación del libro de Zacarés es servir como recurso de apoyo a la coeducación. "Coeducar es llevar el feminismo a las aulas, divulgar la igualdad (la que elimina las desigualdades) y la equidad (que interpela a la justicia)". "Se trata de educar con perspectiva de género (no solo a las chicas, sino también a los chicos) con corresponsabilidad y conciliación".

Machismo en los jóvenes, redes sociales y el "negacionismo de la violencia"

"Los cambios sociales, además de por las leyes, pasan por la coeducación", dice. Ahora, en su opinión, están aumentando las actitudes machistas en los jóvenes, tal como cuenta en una de sus columnas publicada, precisamente, ayer. Las razones son múltiples.

Para Zacarés, "las redes sociales tienen que ver, ya que se tiene más acceso a los productos sexistas y violentos, que aumentan las actitudes patriarcales y la violencia de género", esta era digital sumada a una "época de negacionismo de la violencia de género por algunos grupos políticos y un sector de la sociedad", da como resultado una situación peligrosa. "Todo influye y aún falta mucha divulgación y pedagogía sobre el feminismo". Con todo, "las últimas generaciones de profesorado ya se forman en perspectiva de género".

"Las conductas incívicas que desacreditan el feminismo son una muestra del temor que existe a perder privilegios y también de la necesidad de divulgar el feminismo"

decoration

La solución pasa por la coeducación y por incidir en las cuestiones de género con el alumnado. Las resistencias que algunos ponen al avance feminista, dice Zacarés, tienen un nombre: se llama reacción patriarcal.

"Las conductas incívicas y que desacreditan el feminismo son una muestra del temor que existe a perder privilegios y también de la necesidad de divulgar y hacer pedagogía sobre el feminismo".

Zacarés deja la cucharilla en el borde del plato que sujeta la pequeña taza de café y concluye: "Las mujeres ya hemos conquistado el espacio público, ahora es importante que se ponga en valor los cuidados, que se valore no solo lo que hacemos fuera, sino también lo de dentro. Tienen que ser espacios ocupados por todas las personas, hombres y mujeres", concluye. Agradece el espacio, la conversación, el debate. Abre el periódico y dice: "Me quedo aquí un rato leyendo".

Compartir el artículo

stats