Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Las mascarillas dejan de ser obligatorias en pleno repunte de ingresados covid-19

La cifra de hospitalizados sube un 31 % en una semana y vuelve a niveles de principios de marzo | La ministra de Sanidad, Carolina Darias, insiste en que es una medida "sopesada" y propuesta por los expertos

Ingreso de una paciente en las Urgencias del Hospital Clínico de València.

Aunque los indicadores siguen en niveles de riesgo bajo, la decisión de retirar la obligatoriedad de las mascarillas en interiores ha llegado en un momento cuanto menos delicado: en pleno repunte de hospitalizados por covid-19, el índice en el que ahora hay que fijarse para valorar qué rumbo está tomando la pandemia de coronavirus.

Así lo reflejan los datos de seguimiento de la pandemia que ayer hicieron públicos tanto la Conselleria de Sanidad como el ministerio. Tras una semana completa sin conocer el estado de los hospitales (solo se dan datos los martes y viernes y el pasado era festivo) ayer se pudo comprobar cómo los ingresados por covid-19 en los hospitales valencianos han repuntado un 31 %: de los 509 que había el martes pasado a los 667 que se registraban ayer. Hacía más de un mes que no había tantos ingresados covid-19 en la Comunitat Valenciana. La cifra de personas graves en UCI por la infección también sube: de los 28 del pasado martes a los 34 notificados ayer.

Se desconoce, sin embargo, cuántas de estas personas están en el hospital por culpa de complicaciones con la covid-19 y cuántas están en el hospital por otra patología y se les ha detectado allí la infección con SARS-CoV-2. Esta diferenciación ayudaría a calibrar el riesgo real de los nuevos contagios.

En riesgo bajo

El aumento de ocupación hospitalaria (hasta el 4 % en camas de planta y hasta el 3,23 % de UCI según la estimación del ministerio) no ha modificado, sin embargo, el nivel de riesgo en el que se encuentra la C. Valenciana ya que sigue en parámetros de riesgo bajo. Y es que el semáforo de riesgo ya no se rige por la incidencia acumulada ya que, tras anotar altas coberturas vacunales y tener una variante (ómicron) que genera una enfermedad más leve, el número de contagiados no preocupa tanto a los expertos.

Con todo, la incidencia acumulada, es decir el número de casos por 100.000 habitantes a 14 días, también ha subido en esta semana al menos entre los mayores de 60 años, que es el grupo de edad en el que se siguen haciendo test por protocolo. Según los datos de Sanidad, la incidencia ha subido de 449 casos por 100.000 habitantes del día 12 a los 490 de ayer. En esta semana, desde la conselleria habían sumado 7.581 positivos, de los que 3.507 eran de personas mayores de 60 años.

Y con el coronavirus todavía presente, la infección por covid-19 sigue dejando muertos, sobre todo entre mayores, no vacunados y personas vulnerables. Sanidad notificó otros 15 decesos en esta semana (menos uno de febrero). Se trata de 9 mujeres de entre 75 y 93 años, y 6 hombres de entre 53 y 90 años. Con ellos, la cifra oficial de muertos en pandemia se eleva a 9.228 valencianos.

El impacto de la Semana Santa

Precisamente ayer la ministra de Sanidad, Carolina Darias tuvo que responder a por qué no se había tomado en consideración esperar al impacto de la Semana Santa para tomar la decisión de retirar las mascarillas, siendo conscientes de que el aumento de interacciones sociales y la lógica relajación en las medidas de prevención, van a suponer un aumento de contagios.

Para Darias, la medida había sido "sopesada" e incluso "propuesta por los expertos" y se apoyaba en la "diferencia" que marcaba el nivel de vacunación. Eso sí, la ministra reconoció que eventos festivos (como aquí ha sucedido con las Fallas y la Magdalena) iban a suponer una "oscilación" en los índices de seguimiento de la pandemia pero el parámetro a seguir, es decir las hospitalizaciones, no mostraba signos de alarma.

Compartir el artículo

stats