Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Servicios Sociales

Radiografía de la dependencia: Uno de cada cinco hogares tiene una persona con discapacidad y el 15 % no recibe atención social o sanitaria

Casi medio millón de personas tienen alguna discapacidad en la C.Valenciana, la mayoría de ellas relacionadas con la movilidad - El 70 % de las personas cuidadoras tienen problemas de salud por hacerse cargo de una persona dependiente

Una empleada de Cocemfe cuida de una mujer dependiente en la ciudad de València. F.Bustamante

Unas 490.000 personas tienen algún tipo de discapacidad en la C. Valenciana, la mayoría están cuidadas por alguien de su entorno familiar y el 15 % ha necesitado de ayuda sanitaria o de servicios sociales y no la ha recibido.

Son algunos datos de la Encuesta de Discapacidad, Autonomía Personal y Situaciones de Dependencia en el año 2020, publicada recientemente por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata de la radiografía más completa y extensa que existe de la discapacidad en España. Tanto que la última encuesta publicada fue de hace 12 años, en 2008.

Radiografía de la dependencia en la C. Valenciana. Héctor Gimeno

De las tablas de datos se extraen también realidades como que uno de cada cinco hogares valencianos tiene al menos una persona discapacitada (el 19,16 % con una persona y el 2,44 % dos o más). Del casi medio millón de personas dependientes que hay en la C. Valenciana, la mayoría se concentran en la tercera edad. Así, por edades, hay unas 200.000 personas de 6 a 64 años, y el resto se concentran en las edades más avanzadas.

Los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística desgranan incluso por tipo de discapacidad. La mayoría de personas tienen dificultades de movilidad (276.400), otras en la vida doméstica (230.600) o en el autocuidado (159.800). El resto de discapacidades más comunes son de audición, visión, comunicación, aprendizaje e interacción y relaciones personales.

Barreras dentro y fuera de casa

Los datos hechos públicos por el INE dedican un apartado al plano del hogar y las barreras de accesibilidad que tienen las personas con alguna discapacidad. En concreto, habla de que una de cada cuatro personas (23 %) tiene problemas para moverse en la vivienda.

En total, 326.100 manifestaron no tener dificultades en absoluto, 91.700 dijeron necesitar ayuda para moverse en los alrededores del edificio y zonas comunes, casi 80.000 tienen problemas para poder hacer vida normal dentro de su propia vivienda, y unas 113.000 personas no se pueden mover por otras zonas del edificio, como por ejemplo el ascensor (que puede no ser lo suficientemente grande para la silla de ruedas) o en las zonas comunes.

El 65 % de las personas que cuidan tienen problemas de salud por ese trabajo

decoration

Pero las barreras para las personas con discapacidad también están en la calle. El Instituto Nacional de Estadística asegura que 336.700 personas no tienen ningún problema para moverse en la vía pública, mientras que 130.100 manifiestan dificultades para circular por culpa de las aceras, pasos de peatones no adaptados, etc. A unos 91.700 les cuesta mucho transitar por parque y jardines y 83.500 personas no pueden moverse por los alrededores del entorno urbano.

Sin acceso a servicios públicos

Unos datos que manifiestan la falta de cobertura social en el colectivo son los de acceso a servicios sociales y sanitarios. Unas 409.000 personas no necesitaron o si necesitaron recibieron ayuda de Servicios Sociales en el año 2020, pero hubo casi 72.000 personas (el 17 % del total) que sí que necesitaban la atención de servicios sociales pero nunca la recibieron. Muchas de las que no lo recibieron fueron por no haberlos solicitado (27 %) pero una de cada cinco personas no recibieron asistencia por encontrarse en lista de espera.

En el plano sanitario los datos también arrojan una falta de cobertura. 422.000 personas ha recibido atención cuando la necesitaba o no la necesitó, pero al mismo tiempo unas 60.000 personas no dispusieron de atención médica cuando la necesitaban en el año 2020.

Los cuidados y los cuidadores son dos capítulos con especial relevancia en el estudio. Y de aquí se arroja que el 20 % de las personas dependientes dijo haber recibido cuidados insuficientes o directamente que no los recibía pese a que los necesitaba.

Respecto a los cuidadores, la gran mayoría son personas residentes en el propio hogar o del entorno familiar cercano de la persona, pero también hay una gran parte de cuidadores externos. En cuanto al estado de salud, el 65 % de las personas que cuidan manifestaron tener problemas de salud derivados de este trabajo de estar pendiente de otra persona.

Compartir el artículo

stats